La prueba se llevará a cabo entre el 15 de abril y el 30 de junio. De manera temporal, el municipio ampurdanés se convertirá en el primero del Mediterráneo a disponer de un sistema de retorno de envases para bebidas de un solo uso. Este proyecto está impulsado por la Fundación Privada Catalana para la Prevención de Residuos y el Consumo Responsable, y la entidad sin ánimo de lucro Retorna. También cuenta con la colaboración de la Agencia de Residuos de Cataluña, que hará el seguimiento y valoración.

Funcionamiento

El sistema funcionará de la siguiente manera: cuando los consumidores compren una bebida en una botella de plástico de menos de 3 litros y/o una lata de zumo, refresco y/o cerveza, dejarán un depósito de cinco céntimos. Al devolver el envase vacío a cualquiera de los 10 establecimientos colaboradores del municipio, recuperarán esa cantidad. El retorno de los envases se realizará manualmente en los pequeños comercios, y de forma automática en los supermercados. El sistema convivirá con la recogida en el contenedor amarillo, donde se seguirán depositando el resto de envases y envoltorios. Esta prueba servirá para analizar el impacto de un SDDR desde el punto de vista social, económico y ambiental, y valorar el nivel de retorno de los envases con depósito.

El SDDR es un sistema que funciona en una cuarentena de países y regiones de todo el mundo. En los países donde está implantado se reciclan hasta el 98% de envases de bebidas de un solo uso.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de