El acuerdo responde a las premisas contempladas en el Plan Nacional de Residuos Urbanos, que prevé la suscripción de convenios voluntarios con sectores de distribución de bolsas de plástico de un solo uso, la puesta en marcha de medidas para asegurar el cumplimiento de la legislación vigente sobre este tipo de residuos, la disminución del número de bolsas comerciales de distribución fabricadas con materiales que no son biodegradables y la promoción de aquellas reutilizables.

La vigencia del convenio es hasta el 31 de diciembre de 2011 y el documento recoge la posibilidad de su prórroga si así lo consideran las partes implicadas. El consejero Domingo Berriel destaca la importancia del documento de colaboración suscrito con ASUICAN y ASEDAS, ya que permitirá corregir el uso excesivo e innecesario de bolsas de plástico, que no son inocuas para el medio ambiente por su elevado número, por la naturaleza no biodegradable del material con el que están hechas y por su extrema ligereza que hace que se esparzan causando un daño medioambiental importante.

La Consejería Autonómica se compromete a dar soporte institucional y técnico a las actuaciones que se realicen y a participar en la comisión técnica que constituirá para el seguimiento de los resultados de las medidas adoptadas y para proponer nuevas acciones y que se reunirá como mínimo cada seis meses.

Por su parte, ASUICAN y ASEDAS se responsabilizan de promocionar la adhesión a los objetivos del convenio de los establecimientos asociados a estas organizaciones, así como de participar en la comisión de seguimiento y en el diseño de las acciones que se emprendan para lograr disminuir a la mitad las bolsas de un solo uso que se consumen en las Islas.

Acciones de sensibilización

Para llevar a cabo esta reducción en el uso de bolsas de plástico, se van a definir una serie de acciones encaminadas a la sensibilización y modificación del comportamiento del consumidor. En este sentido, no sólo se aplicarán medidas para la reducción del empleo de bolsas sino que se proporcionarán alternativas y  se incentivará la prevención, la reutilización y el reciclaje de las mismas.

Por su parte, los supermercados asociados en ASUICAN y ASEDAS   pondrán en marcha diferentes iniciativas, en función de las características de cada establecimiento, para la reducción del empleo de bolsas de plástico de un solo uso, como por ejemplo, la habilitación de espacios adecuados para fomentar el uso del carro de la compra, el lanzamiento de campañas para la promoción del servicio domiciliario para compras voluminosas o  medidas económicas, como el cobro al consumidor del coste de la bolsa o el descuento de la misma si no se utiliza. Además, también se establecerán mecanismos de control de bolsas dispensadas con contadores y otros sistemas de asignación de bolsas por establecimiento y se diseñarán mecanismos para el llenado automático de las bolsas.

Según el convenio firmado, todos los operadores  formarán al personal para incidir en la disminución del número de bolsas utilizadas, por ejemplo se  empaquetarán grandes objetos con cintas o adhesivos aprovechando su propio embalaje, de manera que pueda ser transportado cómodamente sin necesidad de introducirlo en una bolsa; o se optimizará el número de objetos por bolsa.

Los supermercados o comercios asociados tratarán de incluir productos voluminosos y/o packs de productos con asas que faciliten el transporte sin tener que utilizar una bolsa, como por ejemplo, las cajas de leche.
 
Por otra parte, el convenio también establece el diseño de acciones que proporcionen alternativas al consumidor; por ejemplo, el uso de bolsas reutilizables de tela, papel,  plástico o compostables, e incluso, cajas de cartón. También se contemplan acciones para concienciar al consumidor de cara a un consumo más responsable y de un uso adecuado de las bolsas comerciales de plástico, lo que incluye un reciclaje adecuado de las mismas, que deben ser depositas en el contenedor amarillo una vez que no se vuelvan a utilizar.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de