El Secretario de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, Dr. Juan José Mussi, entregó en la localidad santafesina de Casilda, órdenes de pago para la construcción de una planta de tratamiento de residuos, enmarcado dentro del programa nacional de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos (GIRSU). Del evento participaron también el intendente de Casilda, Juan Carlos Bacalini, el subsecretario de Coordinación de Políticas Ambientales, Ariel López y los diputados Erika Gonnet y Juan Carlos Forconi. Además se hicieron presentes varios intendentes provinciales, que recibieron diversos aportes de la SAyDS para mejorar el tratamiento y separación de residuos en sus municipios.
 
“Quiero recordar que este emprendimiento nace del empuje de la presidenta, que puso al tratamiento de los residuos a la misma altura que la construcción de cloacas o el agua potable como un elemento de saneamiento, esto es realmente novedoso. Lo novedoso es que la nación ayude a los municipios con los residuos, que influye tanto en la salud de los habitantes de cada municipio, y nuestra presidenta nos obliga a ir a todos los pueblos y resolver problemas, por eso es un orgullo pertenecer a este proyecto” Afirmó Mussi.

El emprendimiento, que además incluye las compra de un camión con caja compactadora y una pala retroexcavadora, demandará una inversión de 5.770.000 pesos, de los cuales se realizó, en esta oportunidad, una primera entrega correspondiente a la mitad del monto total.

Además, la Secretaría de Ambiente hizo entrega de aportes para proyectos ambientales a las intendencias de Granadero Baigorria, El Trébol y Venado Tuerto, así como a las comunas de Pavón, Bouquet, San Jerónimo Norte y San Vicente. En tanto que las administraciones locales de Recreo y Malabrigo recibieron cada una un camión compactador de basura.

Cabe destacar que la planta que funcionará en Casilda contará con instalaciones y tecnología necesarias para la clasificación y transformación de los residuos en insumos para las fabricaciones de papel y cartón, plástico, y metal. A su vez estará equipada para que los materiales no recuperables sean compactados por medio de prensas hidráulicas en forma de fardos de alta densidad, que serán dispuestos en un sitio adecuado para eliminar los problemas que suelen ocasionar los rellenos sanitarios como emisiones de gases y proliferación de roedores.

Se prevé que la futura planta de separación de residuos funcione en un predio ubicado a unos dos kilómetros del radio urbano. Las autoridades indicaron que la obra, de no surgir imprevistos, estará terminada entre marzo y abril del próximo año.
 



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de