Hoy en día, los bosques y selvas de todo el mundo, aún cubren el 30% de toda la superficie terrestre, sin embargo, existen franjas del tamaño de Panamá que pierden cada año millones de hectáreas. ¿Cuáles son las causas y las consecuencias de esta deforestación?

El ser humano en sus actividades económicas, en sus asentamientos, actividades industriales, agrícolas, etc. Necesita ocupar un territorio.

Año tras año, se han ido talando millones de hectáreas para cambiar los usos del suelo y extraer madera para numerosas aplicaciones. Es por eso, que las selvas tropicales y los bosques pluviales podrían desaparecer completamente dentro de cien años si continúa el ritmo actual de deforestación.

Deforestación

Aparte de para conseguir papel, los motivos de la tala de árboles son muchos. Es cierto que la mayoría de estos motivos están relacionados con las ganancias económicas o con la necesidad de los granjeros de poder mantener a sus familias.

Deforestar un bosque para realizar en él actividad agrícola es algo que se ha venido haciendo durante casi toda la historia, desde que se descubrió la agricultura y la ganadería.

Por otro lado, están las operaciones madereras comerciales. Estas proporcionan productos de pulpa de papel y madera al mercado mundial y es responsable de la tala de innumerables bosques cada año.

A todo esto se le suma la acción furtiva de muchos leñadores que construyen carreteras para acceder a los bosques cada vez más remotos. Estas actividades generan un gran impacto en la flora y fauna de todo el planeta.

La deforestación se da por la explotación de la madera y por el territorio. Cuando eliminamos un bosque y ese terreno es utilizado para una urbanización o para actividad agrícola, disminuye la capacidad de la superficie terrestre para poder controlar su propio clima y su composición química. Como bien sabemos, los árboles producen el oxígeno que respiramos y se encargar de absorber el CO2 que emitimos.

Fuente: EL PAÍS,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de