El presidente de la Red Internacional de Escritores por la Tierra y de la ONG catalana Mare Terra Fundació Mediterrània, Ángel Juárez ha criticado duramente el giro que ha dado el juicio por injurias y calumnias contra Ernesto Cardenal, con la orden del Juez Suplente Ronaldo Morán, de congelar las cuentas del sacerdote y poeta como una medida que garantice el pago de la multa de 20 mil córdobas de la sentencia emitida por el Juez Primero de Distrito del Crimen, David Rojas.

"No quiero dejar de expresar la tristeza que me invade cuando pienso que no me gustaría estar en la piel de ese juez suplente, sabiendo que el embargo dictado contra los bienes de Ernesto afecta a una donación privada de 2.500 dólares para una asociación de niños nicas enfermos de cáncer. Se está perdiendo la cordura y se está haciendo un flaco favor a los reaccionarios y al pensamiento progresista", ha manifestado Ángel Juárez. En su alocución, Juárez ha apoyado la declaración hecha pública por la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), a raíz de los acontecimientos desencadenados alrededor de la figura de Ernesto Cardenal. "Asistimos con pesar a este enfrentamiento en una hora decisiva para el futuro de nuestro continente. Habría que preguntarse a quiénes pueden beneficiar estas contradicciones. No hay dudas: sacarán partido de ellas los enemigos de los procesos emancipadores en marcha en Nuestra América".

Por ello, Ángel Juárez, en nombre de la Red Internacional de Escritores por la Tierra y de Mare Terra Fundació Mediterrània, ha solicitado al Gobierno de Nicaragua, con Daniel Ortega al frente, que ponga fin a este rosario de despropósitos antes de que este episodio se agrave más, "especialmente porque resulta intolerable que se esté acorralando de esta manera a una persona de 83 años de edad. Una persecución cuestionable ética, política y moralmente, que podría poner en peligro la salud de nuestro admirado Ernesto Cardenal. Tengamos en cuenta, por tanto, qué valores quiere defender, o no, el Gobierno de Nicaragua. Ya es hora de poner las cartas sobre la mesa, apelar al sentido común y saber a qué estamos jugando".

Cientos de adhesiones a la Campaña de Apoyo a Ernesto Cardenal En los próximos días se hará pública la relación completa de adhesiones a favor del sacerdote y poeta Ernesto Cardenal, si bien una extensa nómina de personalidades del mundo de la literatura y el activismo social de todo el mundo, así como cientos de internautas ya han expresado su repulsa al proceso contra Cardenal y han respondido al llamamiento de la Red Internacional de Escritores por la Tierra.

En este sentido, Ángel Juárez ha manifestado su agradecimiento a quienes están aportando su granito de arena para que el mensaje trascienda a los cinco continentes. "Estamos satisfechos por la respuesta en apoyo al padre Cardenal que hemos canalizado a través del blog de la RIET. Quiero expresar nuestro agradecimiento a todos los que han ofrecido su adhesión, si bien he de decir que no están todos los que son, pero que han mostrado su solidaridad con cientos de llamadas telefónicas y correos electrónicos".

La Campaña de Apoyo a Ernesto Cardenal impulsada desde España "ha demostrado la fuerza que mueve a la Red Internacional de Escritores por la Tierra como una herramienta para reivindicar la justicia social en casos como el que nos ocupa. Los fines con los que se creo nuestro colectivo se están viendo reflejados en esta campaña. Sabemos que nuestra intervención será necesaria en la defensa de otras causas. Pero tengan la completa seguridad de que llegado ese momento la RIET estará ahí. Ese es nuestro objetivo y lo vamos a cumplir, pero no vamos a tolerar que se repita un episodio más como el que ahora pone en el disparadero a Ernesto Cardenal".

Antecedentes del Caso Cardenal

El sacerdote y poeta, Ernesto Cardenal, referente mundial de la Teología de la Liberación y dos veces candidato al Premio Nobel de Literatura fue acusado en 2005 por injurias a raíz de una carta que publicó en defensa propia. Entonces, recibió una sentencia absolutoria y fue declarado inocente. Ahora, un juez obediente al presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, ha revocado esa sentencia declarándole culpable. Esta acción es totalmente ilegal. La legislación nicaragüense considera que una sentencia sólo puede ser apelada en los seis meses siguientes, de lo contrario se considera hecho juzgado, y no puede cambiarse. Pero el sistema judicial responde a la voluntad política de Daniel Ortega.

Todo aparece como una clara represalia por la permanente actitud crítica del padre Cardenal contra los abusos del gobierno de Ortega. Casualmente, esta sentencia fue dictada a su regreso de la toma de posesión del Presidente Lugo en Paraguay, a la que fue invitado de honor y a la que Daniel Ortega se vio impedido de asistir por el rechazo de las organizaciones feministas a su presencia, dada la acusación de abuso sexual que le hiciera su hijastra, Zoilamérica Narváez. En Paraguay, como en otros lugares, Cardenal dijo lo que piensa de Ortega.

La integridad de Ernesto Cardenal y sus credenciales como persona que ha dedicado su vida a la causa de la justicia, confieren enorme autoridad a sus críticas, tanto dentro como fuera de Nicaragua. Esto resulta intolerable para Daniel Ortega y es la razón por la cual Ernesto Cardenal ha sido condenado en un fallo judicial injusto y vengativo, y por tanto escandaloso.

Ernesto Cardenal es la más reciente víctima del acoso sistemático orquestado en contra de todos aquellos que han levantado sus voces para denunciar la falta de transparencia, el estilo autoritario y el comportamiento inescrupuloso y la falta de ética de Daniel Ortega en su retorno al poder.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de