La conservación medioambiental es uno de los 10 principales retos que habrán de tenerse en cuenta en las estrategias de negocio para los próximos años, según un informe elaborado por la consultora Ernst & Young recogido por la revista Environmental Finance.

Dicha investigación define como "radicalismo verde" este nuevo fenómeno, del que afirma son responsables "las cada vez más estrictas legislaciones al respecto, el cambio en las actitudes de los consumidores y las catástrofes climáticas" Según esta investigación, en un primer momento las estrategias empresariales tratarán de decidir el grado de compromiso que quieren adoptar en materia medioambiental.

"Volverse verde resulta caro, pero puede traducirse en beneficios económicos si los gustos de los consumidores y las nuevas leyes evolucionan según la tendencia actual", concluye el trabajo recogido por Servimedia.

Otros riesgos identificados por Ernst & Young son la emergencia de nuevos mercados, los cambios en la legislación y en las regulaciones de cada país, las oscilaciones del mercado financiero, las posibles crisis energéticas, el auge de la inflación y la estructura por edades de trabajadores y consumidores.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de