La empresa de gestión forestal Bosques Naturales plantó durante la última campaña 25.382 árboles, que capturarán en su ciclo de producción (entre 12 y 20 años) más de 241.000 toneladas de emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera.

La compañía maderera ha llevado a cabo esta campaña en las fincas que posee en La Coruña, ubicadas en los municipios de Boimorto y Arzúa. Según explica en un comunicado, se han plantado 19.480 árboles en una parcela de 59 hectáreas para su venta, y otros 5.902 árboles en un terreno de ocho hectáreas para experimentar con ellos sobre cómo mejorar la calidad de la madera.

El material vegetal implantado procede de las últimas "selecciones clonales" realizadas en las plantaciones de la compañía, un proceso que consiste en extraer pequeñas muestras de tejido vegetal de los árboles seleccionados por la calidad de su madera, para más tarde realizar una "multiplicación clonal".

En el proceso de plantación, Bosques Naturales ha tratado de reducir el impacto ambiental creando zonas de transición de bosque a plantación. De este modo, la empresa pretende incorporar la biodiversidad propia del medio forestal a su modelo de explotación comercial.

Además, ha vinculado 20.000 árboles de esta actuación a la campaña de Naciones Unidas "Plantemos para el Planeta", por la que personas, comunidades, industrias, sociedad civil, organizaciones y gobiernos se comprometen a plantar un número determinado de árboles para lograr el objetivo de por lo menos mil millones de árboles nuevos en el mundo cada año.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de