Anillamiento científico

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y la Fundación Global Nature anillan en La Albufera (Valencia) centenares de ejemplares de aves de 30 especies en la campaña “Aves de Primavera”.

Se trata de la primera campaña de anillamiento científico con una duración de más de dos semanas consecutivas de este emblemático parque natural valenciano. Su objetivo es analizar las estrategias migratorias de diversas aves que descasan habitualmente en el Tancat de Milia de La Albufera en su recorrido hacia las áreas de cría situadas en países centro europeos.

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, a través de la sociedad estatal Acuamed, y la ONG Fundación Global Nature han anillado ya en el parque de La Albufera (Valencia) 370 ejemplares de 28 especies distintas de aves en el marco de la campaña “Aves de Primavera”, que se desarrollará hasta el próximo día 24.

Cuando se cumple prácticamente el ecuador de la campaña, los datos son muy positivos, dado que en las siete primeras jornadas se han anillado 370 ejemplares de 28 especies distintas de aves. Entre todos ellos cabe destacar la presencia de 9 ejemplares de Carricerines Cejudos, un pájaro que cría en la zona templada de Europa Oriental y Asia Occidental y Central. Su bastión principal es Bielorrusia donde reside el 70% de su población. Es un ave migratoria que pasa el invierno en África Occidental, especialmente en el Parque de Djoudj de Senegal, y en su ruta sudoccidental atraviesa la península ibérica.

Para proteger al Carricerín Cejudo, cuyo estado ha sido definido por la Lista Roja de la UICN como “vulnerable”, la Fundación Global Nature ya realizó un Proyecto Life de 3 años de duración en la Laguna de la Nava (Palencia). La campaña “Aves de Primavera” permitirá conocer la importancia que tiene el Parque Natural de La Albufera en la ruta migratoria pre-nuncial (de sur a norte) del Carricerín Cejudo.

Otra especie importante anillada durante estos primeros días de campaña ha sido una Polluela Pintoja, muy difíciles de ver pero son habituales ya en el Tancat de Sollana. Algo similar sucede con la Curruca Mosquitera, que suele elegir el Tancat de Milia para dejarse ver por La Albufera en sus viajes de primavera y otoño.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de