.jpgSin embargo, aplicando las correcciones “de la laboralidad y de la temperatura”, la contracción de la demanda energética de los españoles es del 2,78 %. Casi el 3% menos que durante todo el mes de agosto. Sin duda el frenazo de los sistemas de refrigeración y la bajada de potencia de los aires acondicionados durante su funcionamiento explica en parte la bajada.

Anualmente, la curva de decrecimiento se consolida como una tendencia que, aunque con oscilaciones, se repite. Durante los  nueve primeros meses del año, la demanda ha alcanzado los 188.275 GWh, un 4,79 % menos que en el mismo periodo del 2008. Corregidas los parámetros de laboralidad y la temperatura, el descenso de la demanda en este periodo es del 5,27 %.

Más aporte de las renovables

Las energías renovables también reivindican su papel como un sector cada vez más importante en el pastel que se reparte el sector de las energías. La tarta energética participa en un 11,2 % de la energía que producen los aerogeneradores gracias al viento, este mes de septiembre. Un crecimiento del 16,2 % con respecto al mes de septiembre del año pasado.

El aporte de la energía del viento, junto con el aporte que realizan otras renovables, como la hidráulica y solar hace que las energías sostenibles se consoliden con una participación de más del 20 % del puzzle de la producción energética española. Pero viéndolo con más perspectiva, en el semestre el aporte de las sostenibles crece respecto de la producción total: de enero a septiembre la producción de energía renovable ha sido del 25 % del total de la producción.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de