Imagen: Estudio Zona-e

Por Eva San Martínesanmartin@ambientum.com

Construir el ayuntamiento más ecológico de España es un reto. “El programa de Agenda 21 al que estaba inscrito el ayuntamiento obligaba a cumplir algunos requisitos. Pero nosotros quisimos ir más allá”, explica por teléfono Nacho Ruiz, del estudio madrileño de arquitectos Zon-e. ¿El objetivo? Ahorrar el 60% de la energía que se consume.

Este equipo de urbanistas, que tienen el cuartel general instalado en la calle Conde de Romanones de la capital, son los autores del edificio vivo,  envuelto en una llamativa pared de vegetación, del Ayuntamiento de Noáin-Valle de Elortz, en Navarra. El edificio, de 2.000 metros cuadrados, inaugurado la semana pasada, está concebido para ahorrar energía.

El estudio energético realizado por la empresa navarra Miyabi, “que condicionó por completo el proyecto”, sentó los cimientos ecológicos sobre los que se levantó el edificio. Así, la construcción cuenta con un envolvente vegetal, que debe cambiar de aspecto con el paso de las estaciones.

Fachadas translúcidas

“Las fachadas son totalmente translúcidas, porque el mayor gasto energético en las oficinas se debe a la iluminación”, explica Ruiz, partícipe de este proyecto que ha sustituido, además, el aire acondicionado por la ventilación mecánica, y que cuenta, por ejemplo, con un novedoso sistema de geotermia, que permite rescatar la energía del suelo.

Para Ruiz, el edificio del Ayuntamiento de Noáin corresponde a un cambio de mentalidad, que va en aumento. “”El concepto de Ayuntamiento ha cambiado. Cada vez se camina más hacia conseguir un centro de reunión, más abierto, más social”. Y más ecológico.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de