La inversión de Repsol será de 1.000 millones de dólares, y supone la incorporación de producción y reservas a partir del 2012.

La participación de Repsol será del 16% y del 25% en dos áreas dentro del yacimiento Mississippian Lime, situado entre los estados de Oklahoma y Kansas, Estados Unidos. Se espera que la producción de Repsol alcance un pico de 90.000 barriles de petróleo equivalente al día en 2019.

El acuerdo establece que Repsol realizará un pago inicial de 250 millones de dólares al cierre de la operación y el resto a lo largo de aproximadamente 3 años. La compañía prevé perforar más de 200 pozos horizontales durante 2012 y superar los 1.000 en 2014, en una superficie de 6.900 km2 rica en carbonatos fracturados.

Missisippian Lime es un yacimiento con una elevada producción histórica y recursos probados, rico en petróleo ligero y gas que se produce a partir de carbonatos fracturados. Existe una extensa infraestructura en el área que opera desde hace más de 30 años, y que permitirá acelerar la puesta en producción y la comercialización de estos hidrocarburos.

La operación se enmarca en la estrategia de Repsol de diversificación geográfica hacia países OCDE. La compañía desarrolla en Estados Unidos distintos proyectos clave de su plan estratégico Horizonte 2014, como la exploración de hidrocarburos en el Golfo de México. También realiza actividades en Alaska y cuenta con una terminal de importación de gas en la frontera de Estados Unidos con Canadá.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de