La compleja situación económica y financiera aconseja la supresión de los incentivos para la construcción de estas instalaciones, con carácter temporal, mientras se pone en marcha una reforma del sistema eléctrico que evite la generación de déficit tarifario.

A pesar de ello, el Gobierno mantiene su apuesta firme por las energías renovables como parte indispensable del mix energético de nuestro país. Sin embargo, mantener el actual sistema de retribución no es compatible con la situación actual de crisis económica y de descenso de la demanda por lo que, mientras se reforma el sistema y se avanza hacia un marco retributivo renovable que promueva una asignación eficiente de recursos, se procede a paralizar temporalmente el sistema retributivo.

Instalaciones afectadas

La medida afectará a aquellas instalaciones que todavía no han sido inscritas en el registro de preasignación de régimen especial en la fecha de entrada en vigor del Real Decreto Ley, así como para las instalaciones de régimen ordinario que a la fecha de entrada en vigor de la norma no tuvieran autorización administrativa otorgada por la Dirección General de Política Energética y Minas.

AEE

La Asociación Empresarial Eólica (AEE) quiere mostrar su preocupación por una medida que pone en peligro su industria y compromete el desarrollo futuro de este importante sector, así como las más de 30.000 personas empleadas en el mismo.

Si se paraliza la eólica hoy, cuando apenas le quedan unos años para ser competitiva sin incentivos y ya ha alcanzado la madurez industrial, se pondría en riesgo un sector que es líder mundial, que exporta más de 2.400 millones de euros al año y es fundamental para la independencia energética de España.

UNEF

La Unión Española Fotovoltaica (UNEF), ha manifestado su sorpresa por la decisión del Gobierno, que agravará la situación  del sector fotovoltaico español, seriamente afectado, sin que se hayan resuelto los graves problemas de retroactividad e inseguridad jurídica que afectan al mismo.

UNEF se reafirma en la convicción de que la tecnología fotovoltaica tiene un futuro claro en cualquier política energética sostenible. Solicita del Gobierno medidas inmediatas, encaminadas a una nueva definición del mix energético, de modo que todas las tecnologías tengan un espacio razonable, seguro, equitativo y capaz de generar empleo y contribuir a una reactivación económica adecuada a las circunstancias actuales.

AVEBIOM

Desde AVEBIOM declaran que este Real Decreto perjudica gravemente a un sector que trabaja muy seriamente para "desintoxicar" al país de los combustibles fósiles, que son los que de verdad nos generan problemas. Piden también una rectificación, ya que el Sector de las EERR está aportando muchos beneficios a nuestro país.

Organizaciones ecologistas

Ecologistas en Acción considera que la medida demuestra la falta de compromiso del Gobierno con el desarrollo sostenible, además de suponer el desmantelamiento del sector de las energías limpias y no atajar el problema del déficit de tarifa. La ONG exige al Gobierno una rectificación en esta medida y el desarrollo de un marco legislativo estable que permita un cambio de modelo energético hacia las energías renovables.

Greenpeace valora muy negativamente la decisión del Gobierno. La moratoria supone condenar al paro a decenas de miles de personas, paraliza uno de los pocos sectores en que este país tiene perspectivas de progreso y exportación, y va en dirección contraria a las normativas europeas que obligan a los países miembros a desarrollar las renovables.

En opinión de Greenpeace, el hecho constatado de que hay más potencia eléctrica instalada de la que se necesita debería llevar a una decisión de cierre de aquellas centrales más peligrosas y contaminantes, como son las de carbón y las nucleares, empezando por Garoña. 



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de