Valcárcel realizó estas declaraciones en la Asamblea de la Asociación Nacional de Productores e Inversores de Energías Renovables (Anper), celebrada ayer en Murcia, y en la que se abordaron las graves pérdidas económicas que supone la tercera modificación sobre la normativa que se aplica a este sector desde 2008.

La modificación del Real Decreto-Ley 14/2010 que realizó el Gobierno Español el pasado mes de diciembre incide, de forma especial, en la aplicación de medidas retroactivas que modifican sustancialmente el marco legal existente desde 2008. Entre los cambios más destacados se encuentran la limitación de las horas de producción, que no tienen en cuenta la zona climática de la instalación y que perjudica especialmente a comunidades como la Región, con mayor capacidad de producción por su índice de radiación solar. Asimismo, se impone un peaje para cualquier productor.

En este sentido, Valcárcel insistió en que se han modificado “las reglas de juego”, al tiempo que informó a los productores de energía fotovoltaica de que el estudio realizado por la Consejería de Universidades, Empresa e Investigación resalta la “incertidumbre creada por el Gobierno de Zapatero a este sector, así como la “contradicción” existente con las políticas de la UE".

La normativa comunitaria especifica que los gobiernos deben “asegurar que toda reforma del sistema de apoyo a las energías renovables garantice a los inversiones unas condiciones estables, evitando unos cambios retroactivos”, remarcó el presidente regional.

Valcárcel subrayó que la regulación en materia eléctrica es un claro ejemplo más de la “improvisación continua y constante del Gobierno de Zapatero”, ya que, “no se pueden cambiar las normas poniendo en jaque los ahorros y la forma de vida de miles de personas”.

A este respecto, el jefe del Ejecutivo murciano solicitó de una forma “clara, precisa y consensuada” el desarrollo de un “mix energético nacional” con una regulación estable y continuada que sea beneficiosa para el conjunto de la sociedad y de la industria. “Se debe fomentar un desarrollo económico sostenible del sector de las eléctricas, para que las familias y empresas no tengan que pagar continuamente los errores de la improvisación ‘vía tarifazo’ en la factura de la luz”, apostilló.

350 megavatios de energía solar fotovoltaica en la Región

En la actualidad, en la Región existen unos 350 megavatios de energía solar fotovoltaica instalados. La inmensa mayoría de ellos pertenecen a huertos solares de pequeños agricultores que podrían obtener, a largo plazo, los beneficios de estas inversiones. A ello hay que sumar, sin embargo, el efecto generado por el cierre, en los dos últimos años, del 90 por ciento de las empresas creadas para el desarrollo de este sector productivo incipiente.

Los estudios realizados por el Gobierno murciano indican que con la entrada en vigor del Real Decreto-Ley 14/2010, de 23 de diciembre, se verían afectados unos 20.000 agricultores de la Región, que invirtieron en este tipo de instalaciones. Además, se estima que unos 500 trabajadores dedicados al mantenimiento de estas instalaciones perderían su empleo y se dejarían de ingresar unos 83 millones de euros anuales debido al recorte.

La entrada en vigor del Real Decreto 14/2010 establece medidas urgentes para la corrección del déficit tarifario del sector eléctrico. Su aplicación, con carácter retroactivo, a todas aquellas instalaciones que utilicen la energía solar fotovoltaica modifica el régimen económico de las infraestructuras de este tipo acogidas al Real Decreto 661/2007, de 25 de mayo, por el que se regula la actividad de producción de energía eléctrica en régimen especial.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de