La mayor parte de la potencia renovable instalada procede de la energía eólica, con 3.129 megavatios, que representan el 66% del total. Le sigue la energía fotovoltaica conectada a red, con 783 megavatios, que suponen el 16% del total; la termosolar, que se sitúa en 650 megavatios, con un 14% sobre el total; y la biomasa eléctrica, que contabiliza 209 megavatios, que representan el 4% del total.

Andalucía sigue ostentando el liderazgo nacional, por comunidades autónomas, en potencia renovable instalada procedente de energía termosolar y de biomasa. Ocupa la segunda posición en cuanto a energía fotovoltaica, detrás de Castilla-La Mancha, y es la cuarta comunidad en energía eólica, detrás de Castilla y León, Castilla-La Mancha y Galicia.

En términos globales, la región se encuentra en el tercer puesto en España en megavatios renovables instalados tras Castilla y León, y Castilla-La Mancha.

Aprean considera que la actualización de los datos de megavatios renovables instalados en Andalucía, que implican una inversión asociada de más de 7.000 millones de euros y la creación de más de 12.000 puestos de trabajo directos (en su mayoría en zonas rurales y de escaso desarrollo), obliga a una seria reflexión sobre lo que las energías renovables han contribuido y son capaces de generar en el conjunto de la economía.

Tecnologías

En energía eólica, Andalucía ha registrado durante 2011 un incremento interanual del 5%, al alcanzar 3.129 megavatios de potencia instalada, lo que significa 149 megavatios más que el año anterior. Se trata, un año más, de la segunda menor tasa de crecimiento contabilizada en la historia de la eólica en Andalucía, donde hay 137 parques eólicos instalados, que han supuesto una inversión global en instalaciones eólicas en torno a 3.700 millones de euros y han generado alrededor de 60.000 puestos de trabajo, directos e indirectos.

En lo que se refiere a la energía solar fotovoltaica, la comunidad dispone actualmente de 783 megavatios de potencia, 64 más que al cierre de 2010, lo que supone un incremento interanual del 9%.

Por otro lado, la tecnología renovable que ha cuantificado un mayor crecimiento de potencia instalada en Andalucía ha sido, por segundo año consecutivo, la solar termoeléctrica, que ha pasado de 331 megavatios en 2010 a 650 megavatios en 201, lo que significa un aumento del 96%.

En 2011, han entrado en funcionamiento en Sevilla tres plantas, dos de 50 megavatios cada una (Lebrija I, en Lebrija, y Helioenergy, en Écija- ) y una de 20 megavatios (Gemasolar, en Fuentes de Andalucía). En Cádiz, se han puesto en marcha dos plantas de 50 megavatios cada una (Arcosol-50 y Termosol-50, ambas en San José del Valle); en Córdoba, una de 50 megavatios (Palma del Río I, en Palma del Río) y en Granada otra de 50 megavatios (Andasol 3, en Aldeire).

En comparación con la potencia en operación existente a nivel nacional, Andalucía representa el 59 por ciento del total y en la actualidad registra la construcción de siete nuevas plantas termosolares con una potencia total de 350 megavatios, repartida entre las instalaciones de Córdoba (200 megavatios, en cuatro instalaciones de 50 megavatios cada una) y Sevilla (150 megavatios, en tres plantas de 50 megavatios cada una).

Por último, en biomasa eléctrica la región lidera a nivel nacional el sector, con un total de 208,7 megavatios, a pesar de que durante 2011 no se haya puesto en operación ninguna nueva planta.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de