Las ventas en España de equipos de energía solar, tanto fotovoltaicos como térmicos, han mostrado en los últimos años "un gran dinamismo, situándose en 2007 en 2.470 millones de euros", según un informe elaborado por la empresa especializada en análisis sectoriales DBK. La cifra contrasta con los 995 millones contabilizados en el año 2006.

El volumen del negocio sectorial registrado durante 2007 ha sido diez veces superior al computado en 2005, cuando se movieron poco más de 250 millones. Además, los autores del informe afirman que "las perspectivas a corto plazo apuntan hacia un mantenimiento de la tendencia creciente de la actividad". DBK resalta que el mayor crecimiento ha sido en el segmento de fotovoltaica, que ha generado en 2007 un volumen de negocio de 2.350 millones de euros, comparados con los 900 millones de euros de 2006.

En el segmento de la solar térmica, las ventas de equipos facturaron en 2007 unos 120 millones de euros, "un 26 por ciento más que en el ejercicio anterior". DBK afirma que las importaciones representaron "algo más del 60 por ciento del valor total del mercado en 2007". Asimismo, "las compras en el exterior han registrado en los últimos años un fuerte crecimiento, destacando el dinamismo de las procedentes de China". No obstante, aunque el informe destaca el "fuerte incremento de las ventas de producto importado", también hace hincapié en "los numerosos proyectos de construcción de nuevas plantas productivas en España. En la actualidad operan unas 35 empresas fabricantes".

El capital extranjero tiene una presencia "muy significativa" en el accionariado de los principales proveedores de equipos, según DBK. Así, "la cuota de mercado conjunta de los operadores integrados en multinacionales extranjeras se aproximó en el año 2007 al 35 por ciento ". Para el ejercicio 2008, DBK prevé un valor del mercado de equipos para energía solar fotovoltaica de unos 3.300 millones de euros, un 40 por ciento más respecto al año 2007, "si bien la incertidumbre provocada por la previsible disminución de las tarifas aplicadas a la fotovoltaica a partir de septiembre de 2008 constituye una amenaza para su desarrollo".

DBK, empresa española especializada en la elaboración de estudios de análisis sectorial y de la competencia, afirma que el mercado de energía solar térmica también mostrará "un favorable comportamiento", impulsado por el Código Técnico de la Edificación. "Las ventas de equipos en España en este segmento podrían situarse en unos 175 millones de euros en 2008, lo que supondría una variación respecto a 2007 superior al 45 por ciento".



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de