La localidad castellonense de Morella cuenta con un bloque de viviendas con calefacción y agua caliente obtenidas a través de la geotermia. La empresa encargada de implantar esta energía renovable en un edificio residencial ha sido Energesis, empresa nacida en el seno de la Universidad Politécnica de Valencia dedicada al diseño, implantación y gestión de instalaciones geotérmicas. Es la primera ingeniería de España especializada en grandes proyectos de geotermia.

En la instalación de Morella, Energesis ha finalizado la implantación de un sistema geotérmico que dotará de calefacción y agua caliente las 5 plantas de este bloque de viviendas. En total, 260 m² del edificio estarán provistos de calefacción y agua caliente sanitaria obtenida ecológicamente. Esta instalación geotérmica consta de tres perforaciones de 100 metros cada una.

Gracias al sistema geotérmico implantado por Energesis, los residentes en este bloque de viviendas ahorrarán una cuantiosa cantidad en su factura de la luz, en torno al 50%, y a la vez, evitarán la emisión a la atmósfera de 4,9 toneladas de CO2 al año. Para absorber esta cantidad de CO2 serían necesarios 1.029 árboles. Ante el éxito de la instalación entre los vecinos del municipio, Energesis ha sido de nuevo elegida para implantar otro sistema geotérmico en una vivienda unifamiliar de la misma población.

Vivienda con instalación geotérmica

La energía geotérmica es una energía renovable, que aprovecha el calor del sol almacenado por el suelo para climatizar edificios y obtener agua caliente de forma ecológica. Un conjunto de tuberías enterradas en el subsuelo por las que circula agua ceden o extraen calor de la tierra para obtener refrigeración o calefacción según sea verano o invierno. Esta energía renovable ahorra una media del 50% de la factura de la electricidad y reduce las emisiones de CO2 en torno al 50%.

Ventajas económicas, de salud, arquitectónicas y ambientales

Las instalaciones geotérmicas en edificios pueden llevar a un ahorro medio del 50% en la factura de la electricidad. Además, al ser una energía renovable, existen subvenciones de organismos autonómicos que financian parte de la instalación que requiere un bajo mantenimiento.

En cuanto a la salud y medioambiente; se elimina el riesgo de la transmisión de legionelosis al no haber torres de refrigeración, se reducen las emisiones de CO2 en torno al 50% y es un sistema totalmente silencioso.

Además, se produce una mejora la estética en la edificación al no tener elementos externos visibles en fachadas y cubiertas, y se ahorra espacio en azoteas y terrazas.

Hay que añadir que se obtiene calefacción, refrigeración y agua caliente sanitaria con un solo sistema, que funciona 24 horas del día, los 365 días del año, independientemente de las condiciones climatológicas.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de