Son datos de REE facilitados por la Sociedad Nuclear Española que explica en un comunicado que son resultado de la fiabilidad y seguridad del parque nuclear español, que ha estado más del 90% de las horas del año aportando de forma continua energía eléctrica de base a la red nacional.

Según su presidente, José Antonio Gago, “la energía nuclear es segura, fiable e imprescindible para alcanzar los acuerdos de preservación del cambio climático y la industria nuclear española, con un parque nuclear en excelentes condiciones, debe estar presente en el marco de la transición energética que todos queremos”.

La SNE recoge el informe del último día del año 2017 de REE que informa de que en el sistema peninsular se han generado 248.433 GWh y que de estos su procedencia ha sido: el 22,6% de la generación nuclear (55.612 GWh), seguido de la energía eólica con un 19,3% (47.485 GWh) y una potencia instalada del 23%.

De hecho, durante el mes de diciembre de 2017, la energía eólica ha sido la primera tecnología de nuestro sistema de generación eléctrica (24,3%) y la segunda tecnología durante el año (19,2%). En 2017, los 23 GW eólicos han producido más de 47 TWh, lo que ha supuesto el 19,2% de la electricidad consumida a nivel nacional en el año.

La nuclear es la energía que más usamos

Tras ella, se ha situado la producción con carbón, que ha representado un 17,3%, (42.596 GWh) y una potencia instalada de 9,6%, y los ciclos combinados en un 13,8% (33.902 GWh) y una potencia instalada de 25,1%.

A continuación se colocarían la cogeneración 11,5%, (28.146 GWh) y una potencia instalada de 6,4%; la hidráulica 7,3%, (20.571 GWh) y una potencia instalada de 20,5%; la solar fotovoltaica 3,2%, (7.964 GWh) y una potencia instalada de 4,5%; la solar térmica 2,2%, (5.359 GWh) y una potencia eléctrica instalada de 2,3%; otras renovables 1,5%, (3.613 GWh) y una potencia eléctrica instalada 0,7%; residuos 1,3%, (3.184 GWh) y una potencia eléctrica instalada de 0,7%.