El Congreso está dirigido a ingenierías, empresas instaladoras, fabricantes, centros tecnológicos y agentes del sector terciario e industrial que deseen participar en un foro de debate que se erige como referencia en el panorama energético nacional, adaptándose a los constantes cambios y a la evolución del sector.
 
Ideas para recuperar el sector

La tercera edición de este Congreso, organizado por la Consejería de Economía y Empleo, a través del Ente Regional de la Energía (EREN), contó con un programa de ponencias técnicas y mesas redondas para debatir las causas y proponer ideas para la recuperación del sector.
 
Los contenidos de las ponencias versaron sobre la integración solar arquitectónicamente invisible, la configuración interna de captadores: estancamiento y acumulación de inercia, los parámetros de cálculo de instalaciones solares térmicas, los sistemas de llenado y seguridad de instalaciones solares térmicas, los criterios de diseño, instrumentación y control de instalaciones solares térmicas, el frío solar: absorción de triple estado y la calefacción solar en Castilla y León. Entre los ponentes participantes destacan expertos y tecnólogos del sector como Thermosun, Junkers, Vaillant, Ideastur, Cartif, ClimateWell o Solvis.
 
Un sector para el progreso económico

Además de las ponencias técnicas, este tercer Congreso contempló la celebración de una mesa redonda en la que representantes del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), de la Dirección General de Industria de la Junta de Castilla y León, de la Unión de Consumidores de España, de la Asociación de la Industria Solar Térmica (ASIT) y de una empresa fabricante de captadores solares y una instaladora de la Región (Soliker y Enerpal, respectivamente) debatieron sobre la situación actual del sector y propusieron sus recomendaciones para su desarrollo futuro.

La Consejería de Economía y Empleo considera al sector de la energía solar térmica como esencial y prioritaria para el progreso económico de Castilla y León, entendiendo que su desarrollo debe estar condicionado por parámetros tales como la seguridad de suministro, un coste adecuado, la integración del factor ambiental, competitividad empresarial o calidad de vida de los ciudadanos. En este sentido y coincidiendo con el décimo aniversario del Plan Solar de Castilla y León, el Ente Regional de la Energía (EREN) realiza acciones de apoyo a la inversión, la creación de empleo, la formación de instaladores, la información a los usuarios, la apertura a nuevos mercados y aplicaciones, nuevas modalidades de negocio, etc. que han multiplicado por 7,2 la superficie captadora instalada en esta región en los últimos nueve años.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de