El beneficio bruto de explotación (Ebitda) de la Compañía durante el primer trimestre del año se ha situado en 452,7 millones de euros (+2,6%), mientras que el Ebitda del negocio renovable ha ascendido a 428,3 millones de euros, un 9,3% más. El negocio eólico ha aportado al Ebitda 418,9 millones de euros, lo que supone ya un 92,5% del total.

Por países, España representa el 50,4% del Ebitda de la Compañía, Estados Unidos el 25,7%, Reino Unido el 7,7% y el resto del mundo (ROW) el 10,8%, mientras que el área de gas contribuye con un 5,4% del total.

La Compañía, que continúa consolidando el crecimiento experimentado en los últimos años, ha logrado aumentar su potencia operativa un 16,6% en el periodo, hasta alcanzar los 12.584 megavatios (MW). De este incremento, un 61,4% corresponde a la nueva capacidad en Estados Unidos, donde el Gobierno federal mantiene su compromiso firme con la promoción de las energías renovables.

Iberdrola Renovables ha registrado, por otro lado, una producción de 7.636 millones de kilovatios hora (kWh) en el primer trimestre (+12,1%). Este incremento ha sido posible gracias, en gran parte, al buen comportamiento del negocio eólico en Estados Unidos, donde la producción de la Compañía ha crecido un 47,9%, y en Reino Unido, donde ésta se ha incrementado un 22,9%.

La positiva evolución del negocio renovable y la mejora de los precios en la mayor parte de los mercados en los que la Compañía está presente ha contribuido a lograr una fuerte generación de caja, que asciende a 378 millones de euros, lo que supone un 13,2% más.

De este modo, Iberdrola Renovables, cuya potencia en construcción supera los 1.030 MW, mantiene su liderazgo mundial tanto en lo que se refiere a la capacidad operativa como a la producción. La política de contención de gastos llevada a cabo por la Compañía ha permitido, además, mejorar la eficiencia un 1,5% con respecto al primer trimestre de 2010.

El Andévalo

Entre los meses de enero y marzo de 2011 la Compañía ha inaugurado el complejo eólico de El Andévalo (Huelva) que, con una potencia instalada de casi 300 MW, se ha convertido en la mayor instalación renovable de la Europa continental.

Fuera de España, Iberdrola Renovables ha alcanzado el 50% de la cuota del mercado eólico de Hungría, tras la puesta en marcha de 70 nuevos megavatios en los parques de Amundsen, Scott y Csoma II. La Compañía gestiona en este país nuevos proyectos que suman otros 100 MW, avanzando así en sus objetivos en Europa del Este.

Asimismo, la Compañía ha obtenido del Gobierno escocés todas las autorizaciones necesarias para ampliar los parques eólicos de Whitelee y Black Law, que se convertirán en dos de las tres instalaciones de estas características más grandes de Escocia, y ha adquirido en México el parque eólico de Bii Nee Stipa, de 26 MW de potencia.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de