Ya lo advirtió ayer la Federación de Industria de CCOO cuando acudió a la reunión con el secretario de Estado de Energía: si el Gobierno no presentaba una propuesta seria que desbloqueara el conflicto, los sindicatos mineros aumentarían el grado de intensidad de sus protestas. Ante la cerrazón del ministerio, la Federación Industria de CCOO y FITAG-UGT han decidido pasar de las palabras a los hechos y convocar huelga general indefinida en la minería del carbón. El paro de hoy ha sido un éxito al ser secundado por la totalidad de los trabajadores del sector.

El secretario de Estado de Energía acudió el martes a la reunión a la que había convocado a los sindicatos mineros sin propuestas. Por eso, a la Federación de Industria de CCOO y a FITAG-UGT no les ha quedado otra que extender y aumentar la intensidad de sus movilizaciones. A partir del viernes, la huelga general en la minería del carbón se convierte en indefinida y a los paros se sumarán acciones complementarias.

La Federación de Industria de CCOO insiste en que ha sido el Gobierno el que, con su irresponsable actitud, ha propiciado la huelga. Este sindicato denuncia la cortina de humo que ha querido extender sobre el conflicto minero convocando, una tras otra, reuniones vacías de contenido para debilitar, sin éxito, una movilización que se extiende como la pólvora por las comarcas mineras.

Tras la decepcionante reunión de ayer, y después de una larga e intensa reflexión, los sindicatos mineros han decidido acudir en bloque al próximo encuentro de la comisión de seguimiento del Plan del Carbón que, a propuesta del ministerio, tendrá lugar el 6 de junio. Acudirán todos sus miembros y no dos por cada una de las partes, tal y como lo sugirió el secretario de Estado de Energía. Si el ministerio vuelve a defraudar las expectativas de los trabajadores y las trabajadoras del sector, la tensión irá en aumento y el conflicto podría empeorar aún más en las cuencas mineras.

La huelga convocada en la minería del carbón, la tercera de la última semana, ha sido un rotundo éxito en todas las comarcas. El paro ha sido total tanto en la minería privada como en los diez centros de trabajo con los que cuenta el grupo Hunosa en Asturias. Lo mismo ha sucedido en Castilla y León, Andalucía, Castilla-La Mancha y Aragón. En Zaragoza una manifestación por el futuro del carbón ha recorrido las calles de la ciudad y en las comunidades afectadas se han celebrado concentraciones y asambleas informativas.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de