Es como las luces de ambiente Solar Wall Lights o las prendas de la firma Bogner, pero a lo bestia. Un pantallón de 2.200 metros cuadrados de superficie que se ilumina con 2.292 diodos LED para mostrar juegos de colores y animaciones en movimiento. Se llama GreenPIX y está situada sobre una fachada de cristal del edificio Xicui, en Pekín. Pero por fortuna, el gobierno chino no debe correr con los gastos de electricidad, ya que la propia pantalla lleva células fotovoltaicas que captan energía solar.

Durante el día "carga las pilas" para, por la noche, mostrar vídeos y animaciones, creados por varios artistas chinos, europeos y estadounidenses. La megapantalla, situada muy cerca de las instalaciones deportivas más importantes de los Juegos Olímpicos, comenzará a funcionar este mismo mes de mayo, encendiéndose cada noche durante seis semanas seguidas.

Encargado por la firma restauradora china Jingya Group, el proyecto ha sido llevado a cabo conjuntamente por los arquitectos de Simone Giostra & Partners y los diseñadores de Arup. Algunos de los espectáculos de luz y color serán generados en directo, al mostrar esta pantalla actuaciones y performances grabados en vivo con un software especial, desarollado por el programador estadounidense Jeremy Rotsztain.

Esperemos que no tengan ningún problema con el programa, porque el "pantallazo" de error podría verlo medio Pekín, y más en fechas tan cercanas a los Juegos Olímpicos.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de