Garoña es una de las centrales nucleares más antiguas del mundo

El informe aprobado por el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) el 8 de febrero sobre la central de Santa Maria de Garoña (Burgos) vuelve a abrir el debate sobre la energía nuclear y la seguridad de este tipo de reactores. La central nuclear de Santa Maria de Garoña entró en funcionamiento en marzo de 1971 y, en caso de volver a ponerse en marcha, ocuparía la posición número 10 en la lista de centrales más viejas del mundo.

Los archivos de la World Nuclear Association (WNA) indican que en la actualidad (con fecha 8 de febrero) funcionan en todo el mundo 449 reactores nucleares dedicados a la producción comercial de electricidad, 9 de los cuales tienen más de 46 años de antigüedad. Buena parte de los reactores que igual o superan la edad de Garoña se encuentran en la lista de instalaciones con mayor número de incidencias técnicas y menor productividad del sector.

La lista de centrales más viejas del mundo está encabeza, en estrecha competencia, por el reactor Beznau 1 (Suiza) y el Tarapur 1 (India), ambos en funcionamiento desde 1969. Si se considera la fecha del inicio de explotación comercial, la central más vieja del mundo es Beznau 1 (1 septiembre de 1969) pero si la fecha de referencia es la primera conexión a la red eléctrica exterior, el liderato le correspondería a Tarapur 1 (1 de abril de 1969). La tercera central nuclear más vieja del mundo es actualmente el reactor de Nine Mile Point 1 (Estados Unidos).

En los tres casos, no obstante, estas centrales comparten en la actualidad una penosa situación de incidencias en el funcionamiento. En una referencia a uno de los productos típicos del país de origen y los ‘agujeros’ en su funcionamiento, la central de Beznau ha sido denominada por diversos medios de comunicación suizos como la “Emmental de las nucleares”. Durante los dos últimos años se han intensificado el número de informaciones sobre los problemas técnicos que afectan a esta anticuada nuclear suiza (Ver por ejemplo, artículos en The Local , Tribune de Genève y Tages Anzeiger).

Algo parecido ocurre con el reactor número 1 de Tarapur, aunque en este caso existe menos información disponible en los medios de comunicación en internet. Los archivos de la World Nuclear Association, no obstante, muestran que esta nuclear india tuvo en 2015 (último año disponible) un índice de disponibilidad de solo el 32%, es decir, que en estuvo fuera de servicio en 68% de las horas del año.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de