El Consejo de Ministros aprobó la pasada semana el Real Decreto que establece la nueva metodología para fijar los precios de la electricidad para el pequeño consumidor. El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, explicó que con este sistema ese precio ya no estará determinado por una subasta eléctrica trimestral, sino que será el del mercado.

Soria subrayó el ahorro que el cambio supondrá para los consumidores, ya que se elimina el coste que en el sistema anterior existía en concepto de cobertura para garantizar el precio a lo largo del trimestre. En los últimos cinco años, ha señalado, esa cobertura ha implicado 1.671 millones de euros, y el nuevo método comportará un ahorro de unos 500 millones sólo en el primer trimestre de este año. El ministro ha destacado, además, que el sistema aprobado el pasado viernes permite incrementar la competencia, ya que establece que el número mínimo de clientes para poder constituir una comercializadora baja de 100.000 a 25.000.

En definitiva, aseguró, aumenta la capacidad de elección del consumidor, que podrá elegir entre pagar el precio de mercado y dos sistemas alternativos: el contrato bilateral con la compañía eléctrica o un contrato estándar de duración anual que las empresas obligatoriamente tendrán que ofrecer a los usuarios por si éstos prefieren optar por una mayor estabilidad en los precios. En el caso del precio del mercado, será el promedio durante el periodo de la facturación y será fijado por el operador del sistema, Red Eléctrica Española. Si el consumidor dispone de un contador inteligente conectado e integrado, se facturará por horas al precio de cada una en el mercado, detalló Soria.

Devolución de 300 millones a los consumidores

El ministro de Industria señaló que las compañías cuentan desde el 1 de abril hasta el 1 de julio para adaptar la facturación. En la primera factura emitida con el nuevo sistema, tendrán que devolver a sus clientes el dinero que han pagado de más durante el primer trimestre.

La cuantía global de las devoluciones ascenderá a unos 300 millones y cada usuario recibirá lo que le corresponda según su consumo. En cuanto al momento de la devolución, José Manuel Soria afirmó que dependerá de cada compañía: "Quienes antes adopten el nuevo sistema de facturación antes devolverán; para quienes agoten los tres meses y lleguen hasta el 1 de julio, el último día para devolver será el 30 de agosto".



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de