Para ello, el Gobierno extremeño ha realizado una primera convocatoria de ayudas con una dotación de 400.000 euros para los años 2013 y 2014, una cantidad que se puede ampliar siempre que haya disponibilidad presupuestaria.

“El acceso al crédito es uno de los principales escollos con el que se encuentran las pymes y con este convenio pretendemos facilitar la financiación para que puedan emprender nuevos proyectos”, ha comentado el consejero.

La inversión subvencionable mínima del proyecto, ha explicado, no será inferior a 10.000 euros y superior a los 100.000; y el beneficiario deberá financiar al menos el 25% sin ningún tipo de ayuda pública.

Se trata, ha insistido el titular extremeño de Energía, de que las pymes puedan tener un apoyo financiero adicional para desarrollar los proyectos. Con estas ayudas, ha manifestado, podrán acometer instalaciones térmicas de baja temperatura para producir agua caliente, climatización y calentamiento de piscinas; ejecutar instalaciones de biomasa para la generación de energía térmica, y acometer actuaciones que contemplen un híbrido entre ambas.

El acuerdo, ha señalado Echávarri, se enmarca en “la puesta del Gobierno de Extremadura por el ahorro energético y las energías renovables en general, y por la biomasa en particular”.

Por ello, ha agradecido la colaboración de Cajalmendralejo, Caja3, Liberbank, Banca Pueyo, BBVA, Banco Santander, La Caixa y Extraval.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de