Un panel solar de 12 V (voltios) y 1.000 A (amperios) puede suministrar energía a seis u ocho dispositivos (celular, tableta, reproductor de música) durante un día.

Con esas características se diseñó un prototipo a escala, en la búsqueda de puntos de carga USB en el campus La Nubia, de la Universidad Nacional de Colombia Sede Manizales

El proyecto comenzó cuando estudiantes del programa de Ingeniería Eléctrica observaron las limitantes que en materia de puntos de carga de energía eléctrica requiere la Institución, lo que dio pie al diseño de un circuito que podría brindar soluciones al instalarse en las zonas de las cafeterías y otras áreas comunes.

“En la simulación utilizamos paneles de fotoceldas de silicio y un solo cristal (mono cristalino), que cargó un celular desde 0% al 100% en un tiempo de tres horas. Sin embargo, este prototipo puede satisfacer la carga de más dispositivos durante un día si se tienen en cuenta los niveles que necesita cada uno”, indicaron Luis Fernando Narváez y Paola Andrea Cabrera, autores de la propuesta.

Las pruebas realizadas demostraron que el panel se carga durante ocho horas en promedio al día, tiempo durante el cual se presenta la radiación solar en el país, incluyendo Manizales. “Se puede creer que por la nubosidad que registra la ciudad, esa radiación no existe; sin embargo, todavía bajo esas condiciones el panel logra cargarse porque algo de rayos solares se filtra”, precisó el joven Narváez.

Para llegar a elegir este modelo compuesto de paneles solares, los creativos analizaron otras opciones, como el de transportar la energía eléctrica convencional desde un punto a otro, el de generarla térmicamente o por efectos eólicos. Al final, como indicaron, la elegida era más factible por su producción limpia, por ser renovable y no necesitar recursos fósiles como gas, carbón o petróleo.

“Este sistema se adapta fácilmente al espacio, aprovecha la radiación solar presente y la demanda que queremos cubrir, también resalta que es adaptable a cualquier otro lugar”, reportaron los futuros ingenieros.

Justamente el proyecto contempla soluciones en cualquier espacio o lugar que registre problemas, como enchufes deteriorados, falta de suministro de energía eléctrica, riesgo por exposiciones de cables exteriores, tomacorrientes no adecuados, etc.

“Las condiciones varían según las necesidades y el lugar, por ejemplo, nuestro circuito de paneles no es apto para cargar portátiles porque para ello se requiere otro con más fotoceldas que generen más voltios y más amperaje, anotaron los autores del prototipo solar.

En el mercado, los paneles más utilizados son los de silicio monocristalino desarrollado a altas temperaturas, que pueden llegar a los 1.400 oC (grados centígrados); también los hay policristalinos, en los que el silicio se funde para después vaciar en un molde en donde se asienta y extraen las planchas o placas; finalmente, está el amorfo, que es de lámina delgada y con implantes de silicio sobre sustratos de bajo costo, como el cristal o el plástico.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de