El Pleno del Consejo de Seguridad Nuclear aprobó la semana pasada una Instrucción Técnica Complementaria (ITC) sobre la Normativa de Aplicación Condicionada (NAC) asociada a la renovación de la autorización de explotación de la central nuclear Ascó, tal y como se realiza con todas las centrales que se encuentran en proceso de renovación de sus permisos de operación. Esta Instrucción establece una serie de normas y documentos, que hasta este momento el titular no tenía obligación de cumplir y que ahora debe analizar como Normativa de Aplicación Condicionada para introducir mejoras en la instalación, en relación a la renovación de la autorización de explotación de la central, ya que la licencia actual finaliza en 2011.

Expedientes sancionadores

Por otro lado, el Pleno aprobó la propuesta de apertura de dos expedientes sancionadores. El primero de ellos, a una instalación radiactiva situada en San Bartolomé de Tirajana (Gran Canaria), autorizada a desarrollar actividades de medida de humedad y densidad de suelos. La sanción se debe al incumplimiento de los requisitos establecidos en el Reglamento sobre protección sanitaria contra radiaciones ionizantes y otras disposiciones.

La segunda propuesta de expediente sancionador aprobada corresponde al titular de la central nuclear Cofrentes por el incumplimiento de la Instrucción de Seguridad del CSN sobre modificaciones en centrales nucleares (IS-21) al no realizar la correspondiente evaluación de seguridad de la modificación de diseño relativa al uso de un nuevo tipo de herramientas de manejo e inspección del combustible, durante las operaciones de inspección del combustible irradiado en la recarga de 2009. Este hecho, está relacionado con el suceso de caída de un subelemento en la piscina de almacenaje, tal y como informó el CSN mediante nota de prensa el pasado 24 de septiembre.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de