El Grupo Parlamentario Socialista, a través del diputado Manuel Fajardo Palarea, ha asegurado que las prospecciones petrolíferas en el entorno de las aguas de Canarias podrían afectar a más de 30 Zonas de Especial Protección.

La consejera  del ramo, Margarita Ramos ha inaugurado, el encuentro de expertos en energía de Canarias y África Occidental,  para debatir sobre la eficiencia energética de cara a 2013 en los sectores industrial, hotelero y urbanístico del Archipiélago canario, Cabo verde, Mauritania y Senegal.

Margarita Ramos ha recordado, en este contexto, que Canarias no abandona su empeño en lograr que un 30% de la energía que se consuma en el Archipiélago "sea de origen renovable en 2016", no sin dejar de reconocer que la situación actual "no es la que hubiera sido deseable". No obstante aseguró que "Canarias tiene un plan energético donde se contempla superar los umbrales que Europa pretende alcanzar con la estrategia 20/20/20 y lograr un 30% de energía de origen renovable".

La titular de Industria del Gobierno canario agradeció la cooperación y participación de Cabo Verde en los proyectos de cooperación transnacional EFFICIENCY e RENOW que lidera el Instituto Tecnológico de Canarias, e indicó que el Archipiélago canario también trabaja en ahorro y eficiencia energética a través de esta empresa pública, adscrita a su departamento.

En este punto reconoció a las empresas canarias presentes en el encuentro por su apoyo e impulso para lograr los objetivos de Canarias y llevar además su experiencia a lugares como Cabo Verde, "en donde hay ya varias decenas de empresas del Archipiélago desarrollando aquí su trabajo".

Por su parte, el ministro de Turismo, Industria y Energía de Cabo Verde, Humberto Brito, recordó que fue una crisis energética lo que llevo a su país a mirar a las renovables. "Los planes y acciones del país se encaminan a lograr incluso la autosuficiencia energética en un sistema insular".

Repsol: las prospecciones no tienen riesgo ambiental

Mientras Canarias apuesta por las renovables, se debate la conveniencia de llevar a cabo las prosprecciones petrolíferas en la costa de las Islas.

El presidente de Repsol, Antonio Brufau, ha afirmado que estas prospecciones no tienen "riesgo medioambiental" y que, en todo caso, la compañía no acometerá ninguna acción "en contra" de los intereses de la sociedad canaria.

Brufau se ha expresado así ante los periodistas a la salida de su reunión con el presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, a quien ha explicado los planes de la empresa para buscar hidrocarburos a unos 60 kilómetros de las costas de Fuerteventura y Lanzarote.

Si la exploración tuviese éxito, ha garantizado una inversión media de unos 13.000 millones de dólares durante los 20 o 25 años que duraría la actividad, una cifra que generará "muchos" puestos de trabajo, a razón de entre 3 y cuatro empleos por cada millón de inversión.

La postura del Gobierno canario

El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, ha advertido de que la potencial extracción de petróleo que se pueda llevar a cabo en el entorno de las costas canarias "tiene un principio y un final, será coyuntural y no generará puestos de trabajo", por lo que "no aportará nada desde el punto de vista económico a las islas".

En el Pleno de la Cámara, respecto a los permisos de investigación de hidrocarburos en las aguas próximas a las costas de Canarias, Paulino Rivero ha justificado su rechazo a las prospecciones petrolíferas, entre otras razones, porque "pueden afectar a la extraordinaria y rica diversidad que tienen las aguas y las costas canarias, al modelo económico del archipiélago y a su recurso más importante: el turismo".

Razones de peso

El presidente ha señalado que existen "cuatro razones de peso" que explican la negativa de la Comunidad Autónoma a las autorizaciones que se pretenden otorgar para labores de investigación y posterior extracción de recursos naturales en el entorno de las aguas canarias: razones político-sociales, económicas, jurídico-competenciales y medioambientales.

En cuanto a las razones político-sociales, Rivero ha querido dejar claro que "la unidad de Canarias vale más que todo el petróleo que hay en el mundo".

En este sentido, ha insistido en que todas las instituciones de Lanzarote y Fuerteventura ya han dicho "no" a las prospecciones, al igual que un 60 por ciento de sus habitantes, tal y como recoge una encuesta, de la que también se desprende que un 24 por ciento de los majoreros y conejeros estaría a favor si generan empleo, un 6 por ciento dice que depende y un 8 por ciento no sabe o no contesta.

Desde el punto de vista económico, advirtió de que no existe "ningún compromiso" en torno a las prospecciones que pueda beneficiar directamente a Canarias. "Se asumen riesgos y, sin embargo, no hay compensación", remarcó.

En cuanto a la perspectiva jurídico-potencial, Rivero recordó que las autorizaciones a Repsol están impugnadas en los tribunales y, por tanto, aún está en discusión de quién es la competencia para otorgar dichas autorizaciones, y respecto a las razones medioambientales, incidió en que las cuatro leyes canarias referidas al entorno de sus aguas son "razones suficientes para que Canarias diga no".

El mandatario canario también ha aclarado que la otorgación de autorizaciones no le corresponde al Ministerio de Industria, quien sólo es competente para evaluar el impacto medioambiental que pueda suponer una perforación en el entorno de las aguas canarias, de ahí que el Gobierno autonómico vaya a estar "atento" a que el ministro Soria no dé ninguna autorización a Repsol sin contar con Canarias.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de