Una avispa parásita es nombrada como un dios egipcio

El reino animal incluye una larga lista de especies con conductas que los humanos no dudaríamos en calificar de macabras. El más reciente y sorprendente descubrimiento en este campo tiene como protagonista a la avispa Euderus set, una especie que parasita y manipula el desarrollo de las larvas de Bassettia pallida, otra especie de avispa que a su vez parasita y manipula el crecimiento de árboles como el roble.

La Bassettia pallida es una de las aproximadamente 1.300 especies de cinípidos o avispas de las agallas conocidos en el mundo. La mayor parte de estas especies incrustan sus huevos fecundados en la corteza o en las hojas de diversos tipos de árboles provocando la formación de unas agallas o protuberancias que sirven de protección a las larvas.

Una de las habilidades reproductoras de la Bassettia pallida es construir pequeños agujeros en forma de cripta en la corteza de algunas especies de robles y depositar en su interior los huevos fecundados. Por un mecanismo todavía no conocido con detalle, las larvas de esta especie consiguen que el árbol no destruya estos nidos y cuando se encuentran en fase semiadulta, las avispas abandonan la cripta pasando a través de un conducto o túnel excavado en la corteza.

Los investigadores que presentan el nuevo estudio explican que han descubierto que la Bassettia pallida tiene, a su vez, un parásito que, en este caso, le hace la vida literalmente imposible. La ahora descubierta Euderus set es capaz de localizar las criptas de las Bassettia pallida y parasitar a sus larvas.

La parte más macabra de la historia es que las Euderus set incrusta sus huevos fertilizados en las larvas de Bassettia pallida y altera su desarrollo. Esta alteración provoca que las larvas de Bassettia pallida intenten abandonar la cripta antes de estar totalmente desarrolladas y queden bloqueadas en el túnel de salida. Mientras la larva de Bassettia pallida se encuentra inmovilizada en la corteza del roble, la larva de Euderus set sigue desarrollándose en su interior, alimentándose de sus órganos, hasta que finalmente eclosiona y sale al exterior a través de un agujero en la cabeza de la Bassettia pallida muerta.

Los naturalistas y biólogos siempre recuerdan que la naturaleza debe ser estudiada y observada tal y como es, sin prejuicios y valoraciones morales humanas. Sin faltar a este principio, Kelly Weinersmith, investigadora de la Universidad Rice y coautora del estudio, destaca que la conducta de manipulación que han descubierto en la avispa Euderus set supera a los guiones de algunas de las mejores películas de ciencia ficción.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de