Pongo pygmaeus

El fotógrafo Tim Laman pasó tres días escalando un árbol de 30 metros de altura para colocar varias cámaras GoPro que se podían manejar de forma remota. Una de ellas capturó la cara de un orangután desde arriba con una perspectiva de gran angular con la selva de fondo, lo que le ha valido al fotoperiodista el galardón del Wildlife Photojournalist Award of the Year 2016. 

Los orangutanes salvajes se enfrentan a una crisis de supervivencia por la pérdida de su hábitat debido a la agricultura y a la explotación forestal, así como por el aumento de la caza furtiva para el comercio ilegal de mascotas. Esto hace que el futuro de esta especie sea sombrío.

La protección de su hábitat restante es crítico para la supervivencia de los orangutanes. Si queremos preservar un gran simio que conserva su vasto conocimiento transmitido culturalmente de cómo sobrevivir en la selva tropical y la riqueza de la conducta orangután salvaje, entonces tenemos que proteger a los orangutanes en estado salvaje”, dijo el autor de la fotografía.

En esta edición se han superado los 50.000 trabajos de fotógrafos provenientes de 95 países. Esta imagen es parte Tim estará en la muestra con otras 99 fotografías seleccionadas por un panel internacional de jueces en el quincuagésimo segundo exposición de este tipo que se realiza en el Museo de Historia Natural. Se podrá visitar desde hoy mismo el año y después recorrerá el Reino Unido y visitará otros países entre los que se encuentran España, Canadá, EE.UU., Alemania y Macao.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de