¿Cuáles son los territorios del mundo donde hay más especies invasoras?

Un equipo internacional de investigadores, dirigido por la Universidad de Durham, en Reino Unido, ha proporcionado el primer análisis global de especies foráneas establecidas. Los investigadores dicen que sus hallazgos -detallados en un artículo que se publica en Nature Ecology and Evolution– demuestran que es necesario poner en práctica medidas más efectivas para evitar introducir plantas y animales extranjeros invasivos en ecosistemas vulnerables.

Los científicos estudiaron los datos existentes en ocho grupos, incluyendo anfibios, hormigas, aves, peces de agua dulce, mamíferos, reptiles, arañas y plantas vasculares en 186 islas y 423 regiones continentales. Se encontraron puntos calientes de especies foráneas establecidas principalmente en islas y regiones costeras del continente, según concluye la investigación.

Las tres zonas con mayor número de especies exóticas establecidas fueron las Islas Hawaianas, la Isla Norte de Nueva Zelanda y las Islas Menores de Sunda (Indonesia). Las islas hawaianas tienen un gran número de especies extranjeras en cada uno de los ocho grupos estudiados, que incluyen guppies entre los peces (ahora globalmente extendidos) y cerdos de la raza razorback entre los mamíferos.

Nueva Zelanda sigue no muy de lejos a Hawai, con alrededor de la mitad de su vida vegetal formada por plantas foráneas establecidas. Los mamíferos depredadores como ratas, gatos y zarigüeyas, han sido un verdadero problema para las especies nativas de aves que evolucionaron sin usarse para predadores terrestres.

Aunque no está en las tres regiones principales, Reino Unido, e Inglaterra en particular, todavía tiene más plantas y animales extranjeros establecidos que muchas otras regiones globales, según el estudio. Estas especies incluyen loros (el periquito de las alas de la India, que se encuentra por todo Londres), muchas especies de plantas como el bálsamo del Himalaya (común a lo largo de ríos y arroyos), mamíferos como la ardilla gris (que ha superado a la ardilla roja nativa) y la araña viuda (introducida accidentalmente en cargas de fruta).

Florida, en Estados Unidos, es el punto caliente principal entre las regiones continentales costeras, con la pitón birmana, un ejemplo bien conocido de una especie invasora entre reptiles, además de albergar un gran número de especies de hormigas no autóctonas menos conocidas. La riqueza de una región, la densidad de la población humana y, en menor medida, el clima afectan al número de especies extranjeras establecidas, aunque estos factores varían de una región a otra, según el estudio.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de