Radiación solar

La Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental recuerda a la población que se pueden prevenir los efectos del exceso de ozono troposférico sobre la salud evitando la exposición de la población más sensible en las horas de mayor radiación solar, y procurando no realizar ejercicio intenso al aire libre en las horas de mayor radiación solar, sobre todo en los días de alerta por calor.

La Consejería de Agua, Agricultura y Medio Ambiente dispone de una página web de calidad de aire (http://www.carm.es/cmaot/calidadaire/portal/) donde cualquier ciudadano puede consultar diariamente las concentraciones de ozono y del resto de contaminantes, además de avisos urgentes y predicciones de intrusión de polvo sahariano. Los interesados también pueden acceder a información detallada sobre los efectos sobre la salud humana desde el portal Murciasalud de la Consejería de Sanidad (http://www.murciasalud.es/pagina.php?id=99945&idsec=1573).

El exceso de ozono en la atmósfera puede provocar dolor de cabeza, cansancio, tos y dolor pectoral, que pueden afectar a la población más sensible como enfermos con problemas respiratorios y cardiovasculares, niños, ancianos o personas que realizan ejercicio al aire libre.

El ozono se encuentra en la estratosfera formando la capa de ozono, que protege la superficie terrestre de las radiaciones ultravioletas solares. Cuando se forma en la capa más baja de la atmósfera el ozono se denomina ozono troposférico y se considera contaminante, ya que al encontrarse en determinadas concentraciones puede resultar perjudicial para la salud.

Es un contaminante que se forma por reacciones fotoquímicas en presencia de luz solar a partir de contaminantes primarios, que son aquellos que se emiten directamente a la atmósfera por el tráfico, la industria y la vegetación, principalmente óxidos de nitrógeno e hidrocarburos volátiles.

El ozono y sus precursores pueden ser transportados a largas distancias, dando lugar a problemas de contaminación en áreas muy alejadas de la fuente de origen. Este comportamiento particular del ozono se traduce en que el resultado de las medidas implantadas relativas a la reducción de precursores puede no tener un reflejo directo en el territorio dónde se hayan adoptado dichas medidas. La Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental está trabajando en la línea del control y reducción de la emisión de precursores, a través de las correspondientes autorizaciones ambientales de las instalaciones industriales.

Es necesaria la presencia de luz solar para la formación de ozono troposférico. Por tanto, las mayores concentraciones se dan durante los meses de primavera-verano y en las horas centrales del día, cuando la radiación es más alta, y por la noche no se produce su formación y los niveles de ozono disminuyen.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de