El Consejo de Ministros aprobó el pasado viernes por Real Decreto la nueva estructura básica del Ministerio de Ciencia e Innovación que aglutina a los organismos de investigación y de gestión de I+D+i, a excepción del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial, que sigue dependiendo del Ministerio de Defensa.

Según informó el Gobierno en un comunicado, se ha creado el Ministerio de Ciencia e Innovación como departamento encargado de la propuesta y ejecución de la política del Gobierno en materia de universidades, investigación científica, desarrollo tecnológico e innovación en todos los sectores, así como la coordinación de los organismos públicos de investigación de titularidad estatal.

Así, el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), que hasta ahora dependía del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, estará sujeto a partir de ahora al Ministerio de Ciencia e Innovación.

La ministra titular, Cristina Garmendia, dirigirá la secretaría de Estado de Universidades, la secretaría de Estado de Investigación, de la que depende la secretaría general de Política Científica y Tecnológica y la subsecretaría de Ciencia e Innovación.

Además, Garmendia presidirá los órganos colegiados: Conferencia General de Política Universitaria; el Consejo de Universidades; el Comité para la definición del marco español de cualificaciones para la educación superior; las Conferencias sectoriales en las materias de competencia del departamento; el Consejo asesor para la Ciencia y la Tecnología; el Consejo General para la Ciencia y la Tecnología.

Por otra parte, a partir de ahora pasan a depender del Ministerio de Ciencia e Innovación, a través de la secretaría de Estado de Investigación el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC); el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC); el Instituto de Salud Carlos III; el Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA); el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT); el Instituto Español de Oceanografía (IEO) y el Instituto Geológico y Minero de España (IGME).



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de