Juan Ignacio López-Moreno, coordinador del estudio explica que para estudiar las precipitaciones se han analizado “datos observados y simulados". "De esta forma hemos analizado lo que se espera que hagan la lluvia en un futuro a medio plazo”, apunta. El resultado: menos agua para la Peníncula Ibérica.

Resultados

La conclusión del estudio, publicado en la prestigiosa revista Geophysical Research Letters, es que ha habido cambios significativos en la Península, que afectan de forma desigual al régimen de lluvias a lo largo del año. Para ello, han diferenciado áreas homogeneas en la evolución temporal de las lluvias. También se ha visto el patrón para el futuro.

Por el momento, si los investigadores ya habían detectado que la lluvia en la Península disminuye en los periodos de frío, otóño e invierno, ahora han visto que la lluvia disminuirá además en primera-verano.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de