Un río de Canadá se queda sin agua por el deshielo de un glaciar

El rapto de las aguas de un río por otro, un acontecimiento que los geólogos llaman captura fluvial, ha sido observado en el norte de Canadá. El retroceso de uno de los glaciares más grandes del Territorio Yukón ha dejado seco a un río para acabar alimentando a otro. 

El suceso, publicado este lunes en la revista Nature Geoscience, describe cómo el agua del deshielo del glaciar Kaskawulsh, que retrocedió un kilómetro y medio a lo largo del siglo pasado, se ha fundido rápidamente ahora y ha dejado de discurrir hacia el cauce del río Slims, que desemboca en el Mar de Bering, para hacerlo en el río Kaskawulsh, que lo hace en las aguas del Pacífico del golfo de Alaska. 

Se trata del primer caso conocido de captura fluvial que ha sido documentado, no en un registro geológico de hace millones de años, sino en nuestra época.

Aunque las capturas fluviales son provocadas normalmente por los movimientos de la corteza terrestre, la erosión, o deslizamientos de tierra, este evento detectado en Canadá ha tenido su origen en el deshielo de un glaciar, que vinculan con el cambio climático. 

"Los geólogos han visto capturas fluviales, pero nadie que sepamos nunca ha documentado que esto suceda", dijo Dan Shugar, investigador de la Universidad de Washington Tacoma y autor principal del estudio. "La gente había mirado el registro geológico -hace miles o millones de años -no en el siglo XXI, cuando está sucediendo delante de nuestras narices".

Los autores atribuyen el desvío del cauce a un cambio climático que produjo el desarrollo de un cañón de paredes de hielo que ha acabado por desplazar la masa de agua de su posición anterior. "Un cañón de 30 metros había sido tallado a través de la terminación del glaciar. El agua de deshielo fluía a través de ese cañón de un lago glacial a otro lago glacial", explicó Shugar en una nota de prensa.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de