La secretaria de Cambio Climático, Teresa Ribera
La secretaria de Estado, Teresa Ribera, en un encuentro con productores renovables

La secretaria de Estado de Cambio Climático, Teresa Ribera, defendió ayer ante la Comisión Mixta del Congreso y el Senado que la cumbre internacional de Poznan fue “un impulso” al cambio contra el cambio climático.

La cita internacional de Poznan celebrada el pasado mes de diciembre en Polonia, pretende ser el antesala para la próxima cumbre del Clima, que debe sentar las bases del próximo pos-Kioto, y que debe celebrarse a finales de año. La reunión está previsto que se celebre en Copenhague.

Ribera defendió el paquete de medidas propuesto por la UE, con la que los Veintisiete pretenden frenar las emisiones de CO2: directiva de comercio de derechos de emisión, decisión sobre el reparto de la carga en los sectores difusos, directiva sobre la captura ya almacenamiento geológico de carbono y directivasobre energías renovables.

La responsable del Clima cree que Poznan ha dado un “impulso” a lo que denomina “proceso multilateral de la lucha contra el cambio climático”.

Ribera cree que uno de los aspectos clave para que la UE llegue con los deberes hechos en 2020 (reducción del 20% de las emisiones, 20% de eficiencia enérgetica y 20% de energía obtenida a través de la fuentes renovables) es “importante” prestar atención a lo que la Comisión denomina procesos de “adaptación”. La adaptación de los países menos comprometidos con la protección del medio ambiente “especialmente importante”, ha dicho.

La principal novedad, destacó Ribera, estriba en que la mayoría de las partes han acordado lo propuesto específicamente por la UE: enfocar la adaptación a través de un Marco de Acción que incluya herramientas para cada país. Esta medida da relevancia a los centros y redes regionales, que deben encargarse de adaptar sus políticas ambientales.

“La reunión de Poznan ha servido a nuestro país para fortalecer la colaboración con la Red Iberoamericana de Oficinas de Cambio Climático, así como impulsar la creación de la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA) y firmar con Polonia un compromiso de colaboración en proyectos de reducción de gases de efecto invernadero”, señala.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de