Realizan un muestreo en el Mediterráneo para investigar el cambio climático

Esta toma de muestras se lleva a cabo de forma estacional, cuatro veces al año desde 2007, con el objetivo de obtener una serie histórica de datos que permita estudiar los efectos del cambio climático en el Mediterráneo, ha informado el IEO en un comunicado. El buque oceanográfico “Ramón Margalef” comienza hoy en el puerto de Cádiz esta nueva campaña del proyecto de monitorización medioambiental “RADMED”, que a lo largo 12 días recorrerá el litoral mediterráneo español.

Durante esta campaña, financiada por el IEO, se recorren una serie de estaciones fijas a lo largo de todo el Mediterráneo, realizando un muestreo sistemático y rutinario de distintas variables físico-químicas: temperatura, salinidad, oxígeno disuelto, clorofilas, nutrientes (nitratos, nitritos, fosfatos y silicatos), fitoplancton de distinto tamaño y zooplancton.

Hasta 2.000 metros de profundidad

Se toman muestras en estaciones de distinta profundidad, desde la plataforma al talud, llegando en algunos casos a estaciones tan profundas como las de Cabrera o Mahón, que superan los 2.300 metros.

También se ha instalado a bordo un equipo de medición continua de dióxido de carbono (CO2) en la superficie del mar ((SUNDANS: Surface UNderway carbon Dioxide partial pressure ANalySer)”Surface Underway carbonDioxide partial pressure Analyser, Sundans), que permitirá hacer una descripción del CO2 intercambiado con la atmósfera.

La investigadora del Centro Oceanográfico de Málaga del IEO y jefa de la campaña, Mari Carmen García, ha explicado que “El CO2, es uno de los principales gases de efecto invernadero, y el papel regulador del océano sobre este gas está aún poco estudiado”. El Grupo de Cambio Climático Mediterráneo del IEO es el responsable del proyecto en la que participa personal investigador de los centros oceanográficos de Málaga y Baleares.