Para averiguar qué está ocurriendo en el glaciar de Groenlandia que más cambios está sufriendo, un científico estadounidense, especializado en la construcción de naves espaciales, colocará 90 patos de goma la superficie para ver si alguien los observa emerger en algún lugar de la bahía Baffin.

Los comunes y corrientes patos amarillos de plástico, forman parte de un sofisticado experimento que busca determinar por qué los glaciares aceleran en el verano su migración hacia el mar, afirma Alberto Behar, del laboratorio de propulsión a chorro de la NASA, ubicado en California.

El glaciar de Jakobshavn fue probablemente la fuente del iceberg que hundió el Titanic en 1912 y los investigadores se centran en él porque produce cerca del siete por ciento del hielo que se desprende de Groenlandia. A medida que el planeta se calienta, el hielo fundido podría elevar los niveles de los océanos este siglo.

"Es un lugar hermoso para visitar. Puedes ver continuamente los iceberg marchar y caer hacia el océano",dijo Behar.

Sin embargo, lo que no se puede ver es como el agua que se derrite se mueve a través del hielo.

"Ahora mismo no se sabe qué es lo que hace que los glaciares mismos emerjan en el verano", afirmó Behar.

Una teoría es que el sol del verano derrite el hielo en la superficie del glaciar, creando piscinas que fluyen como agujeros tubulares en el glaciar llamados molinos.

Los molinos pueden llevar agua hacia el exterior de un glaciar, donde ésta actúa como lubricante para acelerar el movimiento del hielo hacia la costa, pero como este proceso no puede ser victo no se sabe realmente qué pasa.

Ahí es donde entran en acción los patitos, junto a una sonda con un GPS interno y a instrumentos para revelar datos sobre las entrañas del glaciar.

Un correo electónico de un glaciar

En agosto, Behar voló en un helicóptero a un lugar donde los ríos de un glaciar fluían transformándose en molinos soltando la flota de los patos sonda y los sensores, con etiquetas de "experimento científico" y "cuidado" en tres idiomas, junto a un correo electrónico.

Los patos les dirán a los científicos, si son encontrados y si esa persona envía el correo, donde termina el agua.

Behar espera que un pescador o un cazador encuentre uno de los patos o de las sondas pero hasta ahora nada ha emergido.

"No hemos tenido respuestas pero esto puedo tomar un tiempo hasta que alguien de verdad lo encuentre y se decida a mandarnos un correo electrónico diciéndonos que lo ha encontrado", afirmó. "Estos lugares son remotos así que la gente no anda caminando por ahí".

Groenlandia ocupa la mayor parte del hielo terrestre del Ártico, según estima el portal de Konrad Steffen, el socio de Behar en esta empresa.

El derretimiento de estos glaciares es un fenómeno distinto al de las placas flotantes del Ártico, ya que su impacto en el nivel del mar en todo el mundo es mucho mayor.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de