Los compromisos de los gobiernos, anunciados en la Conferencia de Berlín, permitirán que el Fondo empiece a operar rápidamente y se suman al acuerdo ambiental entre Estados Unidos y China, y a la decisión de la Unión Europea, afirmó Ban Ki-moon en un comunicado.

Asimismo, se refirió a la reafirmación de los compromisos hechos por otros líderes en reuniones recientes, entre ellas la Cumbre del Clima de septiembre pasado y el último encuentro del G20.

“Esto demuestra que los gobiernos entienden cada vez más los beneficios derivados de las medidas para frenar el cambio climático y los riesgos crecientes de retrasarlas”, señaló Ban.

Destacó que también proveen el tan necesario financiamiento público para impulsar inversiones de gran escala por parte de fuentes privadas.

Asimismo, subrayó la importancia de los recursos dedicados a garantizar un acuerdo sustantivo y universal sobre el clima en la reunión de París de 2015.

Ban urgió a todos los países desarrollados que hayan anunciado una contribución al Fondo todavía, a que lo hagan en la conferencia de Lima, y alentó a las naciones en vías de desarrollo que puedan hacerlo a hacer contribuciones voluntarias.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de