La provincia de Ourense contará con 34 de los 173 puntos de muestreo de la red que está poniendo en marcha la Consellería de Medio Ambiente e Desenvolvemento Sostible para evaluar los efectos de la acción humana y el cambio climático en los ecosistemas. Así se anunció ayer desde el departamento que dirige Pachi Vázquez.

La Red de Observación Ambiental de Galicia (Roaga) tiene como objetivo "avaliar os efectos que a acción humana e, en particular, o cambio climático, provocan sobre os principais ecosistemas de Galicia". El sistema creado por Medio Ambiente está integrado por una red principal, que forman 24 puntos de observación, y una red secundaria que incluyen 149 puntos. Desde la consellería se precisaba ayer en un comunicado de prensa que estos 173 puntos de observación se pondrán "en marcha de xeito paulatino ao longo deste ano e o vindeiro". La red recogerá muestras en todo tipo de ecosistemas terrestres, acuáticos y de litoral y está previsto "recoller 4.400 mostras anuais nos ecosistemas e analizar 60 variables ambientais". Para dar respuesta a este proyecto la Consellería de Medio Ambiente contará con un equipo integrado, inicialmente, por 12 investigadores y 18 técnicos.

Xurés, Invernadeiro y Suído

De la red Roaga ya están funcionando puntos de recogida de muestras terrestres en Caldas de Reis y Poio y uno acuático en la cuenca del río Umia. Según anunció ayer la Xunta "a estes, está previsto que se sumen en breve os de Serra do Suído e O Xurés (ambos na provincia de Ourense); o das Fragas do Eume (A Coruña) e o de Baleira (Lugo)", así como uno en las Cíes. Por lo que respecta a la distribución, en la provincia se instalarán 3 de los 24 puntos que componen la red principal, y serán "todos eles terrestres: un na Serra do Xurés, outro na do Invernadeiro e un terceiro en O Suído (entre Ourense e Pontevedra)".

Por lo que respecta a la red secundaria, la provincia de Ourense contará en el futuro con 31 puntos de muestreo de ecosistemas terrestres.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de