La vicepresidenta primera de la Junta y consejera de Medio Ambiente, María Jesús Ruiz, ha presenatdo el "Plan de medidas demostrativas para el desarrollo sostenible y la lucha contra el cambio climático", un programa compuesto por un total de 38 propuestas que pretenden ser "ejemplarizantes", propiciar "el desarrollo sostenible con mayúsculas" y "avanzar en la lucha contra el cambio climático".

Tras recordar que se trata de un plan para la presente Legislatura y que cuenta con la participación de todas las consejerías del Gobierno regional, María Jesús Ruiz insistió en la importancia de este plan para contribuir a la progresiva creación de la "cultura de la sostenibilidad" por parte de los gestores de diferentes áreas en las administraciones públicas.

Potenciar el efecto incentivador y dinamizador de la Administración autonómica en la sociedad castellanoleonesa, fue otro de los objetivos destacados hoy por la vicepresidenta primera de la Junta, que dividió estas 38 "medidas demostrativas" en siete bloques correspondientes a diversas áreas de actuación de la Junta. El primer grupo de medidas para favorecer el desarrollo sostenible y la lucha contra el cambio climático son de carácter transversal y hacen referencia a cuestiones relacionadas con el I+D+i, la información, la formación y la sensibilización y participación social.

Entre ellas destaca el diseño y puesta en marcha de un sistema de indicadores de sostenibilidad para Castilla y León y la incorporación de una serie de ámbitos concretos en las encuestas que realiza el INE relativa al medioambiente en los hogares. Modificación de la Encuesta de Condiciones de Vida de la Población de Castilla y León para incluir criterios ambientales como factores de calidad de vida y creación de un Foro Regional de Eco-innovación son otras de las medidas incluidas en este bloque de carácter transversal.

Ruiz anunció también la publicación de un Manual de buenas prácticas sobre eco-participación, la elaboración de un programa de participación contra el cambio climático en espacios naturales, el desarrollo de metodología y aplicación de técnicas que permitan realizar estudios estadísticos medioambientales y la creación de una red de centros de información ambiental en los espacios naturales.

La última "medida demostrativa" contemplada en este bloque pasa por reforzar la educación ambiental sobre la gestión forestal sostenible en Castilla y León mediante el desarrollo de proyectos de educación ambiental en el marco del Plan 42 y del Programa Edufores. Para María Jesús Ruiz, incidir en la educación debe ser la primera parte de cualquier estrategia que se quiera poner en marcha. El segundo bloque de actuación tiene como objetivo la mejora de la gestión administrativa y contempla seis medidas en total: validación digital del Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl), mejorar la información ambiental de los expedientes administrativos, implantación de la ISO 14001, "la de mayor excelencia ambiental", en diez edificios o departamentos de la Junta, aprobación de la Orden de Desarrollo de la Marca Espacios Naturales para el sector del turismo y de un decreto que regule el procedimiento de integración de la Red Natura 2000 en los proyectos promovidos por la Junta e introducción de criterios medioambientales en la contratación pública.

En este último punto, la vicepresidenta primera y consejera de Medio Ambiente abogó por incorporar a los pliegos de condiciones tanto de obras como de servicios una serie de criterios de sostenibilidad y de mejora ambiental, como el uso de materiales reciclables. Otras seis medidas para favorecer el desarrollo sostenible están relacionadas con el fomento de las energías limpias y con el ahorro y la eficiencia energética como la realización de auditorías energéticas en 20 edificios de la Administración regional, el desarrollo de la normativa relativa al procedimiento de certificación de eficiencia energética de edificios de nueva construcción y la realización de jornadas de información/formación sobre la normativa nacional y autonómica relacionada con el ahorro y la eficiencia energética.

Ruiz anunció también la realización de un estudio de viabilidad sobre la implantación de calderas de biomasa, por su mayor ratio calorífico y su "emisión nula" de C02, en al menos 20 edificios/equipamientos de la Junta de Castilla y León, desde el reconocimiento de que se trata de una medida más fácil de llevar a cabo en los edificios de nueva construcción. Realización de auditorías energéticas en los sistemas de regadío de varias comunidades de regantes de Castilla y León y construcción de centros infantiles de 0 a 3 años con técnicas bioclimáticas o de alto ahorro de energía son otras dos de las medidas de este tercer bloque.

Por su parte, las propuestas relacionadas con el área de transporte y movilidad contemplan el desarrollo de un proyecto de I+D en el Centro de Investigación de Biocombustibles y Bioproductos en Villarejo de Órbigo (León), favorecer la compra de coches más eficientes y menos contaminantes, aprobación de los planes coordinados de explotación del transporte metropolitano en un área urbana de Castilla y León y elaboración de un plan de movilidad para personal de la Junta en, al menos, uno de sus edificios. Publicación de un manual de buenas prácticas para promotores y ayuntamientos en áreas de rehabilitación integral y realización de una auditoría urbana en las ciudades de Castilla y León mayores de 20.000 habitantes en base a un sistema de indicadores de calidad de vida "bastante avanzado ya", son las dos "medidas demostrativas" en materia de territorio y urbanismo.

El sexto bloque de actuación está relacionado con los recursos y la producción y el consumo y contempla la divulgación de conocimiento sobre la gestión segura de productos químicos mediante la celebración de una jornada específica en el Centro de Seguridad y Salud Laboral de Castilla y León, un estudio de evaluación inicial del efecto del cambio climático en la producción de cereales de secano y en la agricultura de regadío, la instalación de puntos limpios para gestión centralizada de residuos en polígonos industriales y la implantación de puntos limpios administrativos en, al menos, 20 edificios de la Junta.

El último bloque de medidas está relacionado con la mejora de la calidad de vida de la población, "el objetivo de todas las anteriores", precisó la consejera, y contempla el desarrollo reglamentario de las condiciones y especialidades en el acceso al empleo público de personas con discapacidad, la realización de un control de calidad sobre accesibilidad en al menos 20 edificios u obras ejecutadas por la Junta y la puesta en marcha a través de la web del Gobierno regional de un servicio de información actual e histórica de datos de calidad del aire.

Ampliación de los programas y ayudas para el fomento de la actividad física y alimentación saludables, refuerzo de la formación en materia de prevención y riesgos laborales tanto para técnicos de prevención de las unidades de seguridad y salud laboral como para técnicos de las empresas, delegados y empresarios y actuaciones de mejora de la accesibilidad en espacios naturales son otras de las medidas de este bloque. María Jesús Ruiz aprovechó la ocasión también para anunciar que a finales del mes de octubre se dará a conocer el contenido de la Estrategia de Desarrollo Sostenible de Castilla y León 2008-2012 en cuya elaboración han participado 225 expertos de la Administración regional, ayuntamientos, centros tecnológicos, organizaciones empresariales y sindicales y ONGs, entre otras entidades, con el objetivo de que pueda ser ampliado y enriquecido por la sociedad.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de