Isabel García Tejerina hacía estas manifestaciones durante la inauguración del XIII Seminario Internacional sobre Energía y Medio Ambiente, organizado por Gas Natural Fenosa, dedicado a reflexionar sobre los recursos energéticos propios y su relación con la competitividad y el medio ambiente. 

En su intervención, García Tejerina ha subrayado el papel de liderazgo de Europa en materia de crecimiento sostenible y lucha contra el cambio climático, “en un marco de acción en el que las políticas de energía y clima se desarrollarán de manera coherente y coordinada, reforzándose entre sí”.

En este contexto, la ministra ha apuntado cómo el pasado 23 de octubre los Jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea aprobaron un marco de actuación hasta el año 2030, con el triple objetivo de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 40% respecto a 1990; conseguir una participación de las energías renovables del 27% en el consumo final de energía; y mejorar la eficiencia energética en un 27%

Asimismo, García Tejerina ha explicado que el acuerdo alcanzado “consolida el comercio de derechos de emisión como principal instrumento para conseguir el objetivo de reducir nuestras emisiones”.

INTERCONEXIONES ENERGÉTICAS 

Según ha añadido, en el proceso de elaboración de este marco “España ha mantenido un papel activo, con el fin de contribuir a lograr un consenso”. También ha comentado que España ha transmitido sus necesidades, en particular, las interconexiones energéticas de la Unión Europea, “un asunto que es prioritario para nuestro país”. 

Para García Tejerina, el acuerdo alcanzado supone “un avance significativo” en las interconexiones de la Península Ibérica con el resto de Europa, algo que beneficiará a toda la Unión y que “permitirá impulsar un futuro energético común, con un mercado interior de la energía que aporte seguridad de suministro y mayor capacidad de introducción de energías limpias”. 

CRECIMIENTO VERDE

Por otro lado, García Tejerina ha asegurado el compromiso de España con el crecimiento verde, tanto desde el punto de vista de la protección ambiental y la lucha contra el cambio climático, como con la generación de empleo y riqueza. 

En este sentido, la ministra ha detallado las actuaciones de este Gobierno para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, “de forma efectiva, creando al mismo tiempo actividad económica y puestos de trabajo”.

En primer lugar, los Proyectos Clima, que ya van por su tercera edición, con los que se adquiere reducción de emisiones en sectores difusos en España. También se han impulsado varias ediciones de los Planes de Impulso al Medio Ambiente (PIMA), para la renovación del parque de vehículos comerciales, maquinaria agrícola o infraestructuras hoteleras. 

Al mismo tiempo, “contamos con el Registro de Huella de Carbono, al que ya se han sumado más de 50 empresas, que calculan y registran su huella, potenciando, al mismo tiempo, los sumideros nacionales”.

Y recientemente, se ha presentado en la Comisión Interministerial para el Cambio Climático  la Hoja de Ruta para el cumplimiento de los objetivos en reducción de emisiones de CO2, a 2020, en sectores difusos. 

No obstante, la ministra considera que el éxito de una estrategia efectiva a largo plazo, como es la lucha contra el cambio climático, “requiere el concurso de todos”, en particular, del sector empresarial, “que tendrá la responsabilidad de asumir y hacer propios los compromisos de nuestro país en el ámbito europeo”.

A este respecto, García Tejerina ha subrayado la importancia del Grupo de Crecimiento Verde Español, constituido recientemente como una iniciativa de trabajo conjunto entre la Administración y el sector privado para luchar contra el cambio climático e identificar las oportunidades que conlleva. 

Por último, la ministra ha valorado la reunión de la Conferencia de las Partes (COP), que se celebrará en unas semanas en Lima, donde “debemos sentar las bases para alcanzar un nuevo acuerdo en París”, un acuerdo que sustituya a Kioto y que sea jurídicamente vinculante para todos los países, a partir de 2020.

Para lograrlo, “tendremos que tener muy en cuenta la política energética a nivel mundial, basarnos en el conocimiento científico y reflexionar sobre muchos de los aspectos que se van a abordar en este Seminario”, ha concluido.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de