La reunión de los ministros de economía y medio ambiente tendrá como resultado la posición de la Unión en la Cumbre del Clima. Los temas a tratar son la reducción de emisiones y la financiación en países en desarrollo entre otros.

“Se trata de un momento absolutamente crucial. Los ministros europeos deben elegir el camino para evitar los efectos devastadores del cambio climático mediante un acuerdo global justo”, comentó Alejandro González, responsable de cambio climático de Amigos de la Tierra. 

Para ello Europa debe “comprometerse a recortar las emisiones al menos en un 40% para 2020 y transferir los recursos necesarios que permitan a los países empobrecidos combatir el cambio climático”, continuó Gonzalez.

Objetivos propuestos

Reducir las emisiones de gases de efecto invernadero al menos 40% para 2020 en comparación con los niveles de 1990, sin recurrir a la compra de emisiones.

Desarrollar mecanismos para suministrar a los países empobrecidos los recursos tecnológicos y financieros con los que adaptarse y combatir el cambio climático.

Los bosques deben mantenerse fuera de los mercados de carbono. Y se deben proteger de la deforestación y la degradación así como de su transformación en plantaciones.

Compromiso futuro

El periodo "post-Copenhague" ha de tener el marco de la reducción de emisiones partiendo de un acuerdo sólido. Con este, se pretende asegurar que los países industrializados reduzcan año a año sus emisiones. Amigos de la Tierra, anota que “demasiados países han evadido los compromisos adquiridos en el Protocolo de Kioto”.

En cuanto a los países pobres, los ricos deben ayudar a la mitigación y su adaptación a la lucha contra el cambio climático. Así, para la asociación ecologista, la UE debe ceder anualmente unos 35 billones de euros hasta 2020. Los costes globales para estas ayudas sobrepasarán los 110 billones de euros, que podrían llegar a los 340, de los cuales el 30% provendría de la UE.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de