La Estrategia de Adaptación de la Costa a los Efectos del Cambio Climático integrará la adaptación al cambio climático en la planificación y gestión del litoral. 

La directora general de Sostenibilidad de la Costa y del Mar, Raquel Orts, y la directora general de la Oficina Española de Cambio Climático, Valvanera Ulargui, destacan que la adaptación al cambio climático es un “objetivo prioritario” para el Ministerio

Para ello, el Plan de Impulso al Medio Ambiente para la Adaptación al Cambio Climático en España, el PIMA ADAPTA, cuenta con un presupuesto de casi 12,1 millones de euros en 2015, y continuará en los próximos años

La Estrategia de Adaptación de la Costa a los Efectos del Cambio Climáticointegrará la adaptación al cambio climático en la planificación y gestión de la costa e incrementará la resiliencia del litoral al cambio climático y a la variabilidad climática. Así lo han anunciado hoy las directoras generales de Sostenibilidad de la Costa y del Mar, Raquel Orts, y de la Oficina Española de Cambio Climático, Valvanera Ulargui, durante una sesión informativa sobre cambio climático y protección de la costa celebrada en el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

En este sentido, han explicado que la adaptación al cambio climático es un objetivo prioritario para España, debido a la elevada vulnerabilidad de la costa española frente al cambio y la variabilidad climática y que, por ello, es clavela Estrategia de Adaptación al Cambio Climático de la Costa Española, que se encuentra en su última fase de tramitación tras la redacción del Estudio Ambiental Estratégico.

El Estudio Ambiental Estratégico es el resultado de los trabajos de identificación, descripción y evaluación de los posibles efectos significativos en el medio ambiente de la aplicación de la Estrategia de Adaptación al Cambio Climático de la Costa Española y considera alternativas razonables a los mismos técnica y ambientalmente viables.

Raquel Orts se ha referido, además, al “papel fundamental” que ha supuesto la reforma normativa en materia de costas ya que ha permitido una profunda revisión de la regulación del dominio público marítimo-terrestre, inspirada en la protección del litoral y la seguridad jurídica. 

En el marco de esta reforma, según ha subrayado, se incluye el objetivo de elaborar una estrategia para la adaptación de la costa a los efectos del cambio climático.

 ESTRATEGIA PIONERA EN ESPAÑA

Se trata, según ha resaltado, de la “primera vez que una norma prevé la elaboración de una estrategia de estas características, en la que se indicarán los distintos grados de vulnerabilidad y riesgo del litoral y se propondrán medidas para hacer frente a sus posibles efectos”.

Además, durante la actual legislatura el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha puesto en marcha el Plan de Impulso al Medio Ambiente para la Adaptación al Cambio Climático en España, el PIMA ADAPTA, que, con un presupuesto total de casi 12,1 millones de euros en 2015 (y continuará en los próximos años), incluye acciones en materia de agua, medio natural y costas para paliar los efectos del cambio climático en estos ámbitos.

En concreto, el PIMA ADAPTA ha supuesto, en materia de Costas, una inversión de algo más de 9,5 millones de euros, dirigidos a desarrollar medidas de protección, sistemas de alerta, acciones de investigación y actuaciones de concienciación, desarrollándose éstas en todo el litoral español.

La directora general de la Oficina Española de Cambio Climático ha coincidido en la importancia de estas medidas y ha destacado que la política de adaptación al cambio climático en España es “ejemplar”, como demuestra el trabajo realizado en la Estrategia de Adaptación al Cambio Climático de la Costa.

Ulargui ha recordado que el año pasado se aprobó el Quinto Informe de Evaluación del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático (IPCC), referencia mundial que evalúa y sintetiza el conocimiento existente sobre cambio climático y que en este informe se confirma, entre otros aspectos, que el calentamiento global es inequívoco.

Además, se subraya que la influencia humana ha sido el factor dominante para este cambio,  que se observan impactos en todos los continentes y océanos y que limitar el cambio requiere reducciones sustanciales y sostenidas de la emisiones de gases de efecto invernadero que, junto con la adaptación, pueden limitar los riesgos del cambio climático, ha precisado Ulargui.

 ADAPTACIÓN AL CAMBIO CLIMÁTICO PRIORITARIO

En España, la evaluación de impactos, vulnerabilidad y adaptación al cambio climático se ha considerado prioritario, por lo que Ulargui ha destacado los trabajos realizadospara seguir avanzando en los objetivos de promover la integración de la adaptación al cambio climático en la planificación de las políticas sectoriales, así como de coordinar los planes y programas que se desarrollen en relación con las estrategias de adaptación al cambio climático.

Ulargui ha explicado que la adaptación al cambio climático es un ámbito de trabajo muy complejo, en el que confluyen la dimensión pública y privada y donde hay competencias, responsabilidades y necesidad de coordinación en todos los niveles administrativos, por lo que es fundamental impulsar la colaboración entre todos los sectores y Administraciones.

En este sentido, ha concluido que la Estrategia para la Adaptación de la Costa a los efectos del Cambio Climático es un “buen ejemplo” de integración y su implementación todo un reto para contribuir a aumentar la resiliencia de las costas españolas frente al cambio climático.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de