Este pacto fue impulsado el pasado verano por el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, y los presidentes de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) y de las ocho diputaciones provinciales andaluzas, con el objetivo de fomentar la implicación de los consistorios en esta materia y fomentar las acciones locales destinadas a mitigar las causas de este problema ambiental. 

Plan de Acción para la Energía Sostenible

El Consejero de Medio Ambiente puso de relieve la importancia de la implicación local en esta materia y señaló que "la batalla contra el cambio climático se ganará en las ciudades, pues en éstas se encuentran los centros de distribución de los servicios públicos y  en ellas reside el 80% de nuestra población, que origina gran parte de las emisiones de gases de efecto invernadero mediante su consumo de energías, transporte y recursos".

El Pacto Local contra el Cambio Climático contempla el compromiso de los gobiernos locales a reducir en al menos un 20% las emisiones de CO2  en sus respectivos municipios  mediante la aplicación de un Plan de Acción para la Energía Sostenible.

Además, los firmantes habrán de determinar qué recursos van a comprometer en este plan y tendrán que elaborar un inventario de referencia de las emisiones, para lo que dispondrán del apoyo de la Consejería de Medio Ambiente a través de la "Huella de Carbono", una herramienta que permitirá a los municipios  la evaluación de las emisiones que se registran en su término municipal.

Los municipios suscriptores de este pacto habrán de adaptar también las estructuras de sus municipios y tendrán que movilizar a sus habitantes para que participen activamente  en este plan de acción. En la actualidad, la Consejería de Medio Ambiente, en colaboración con las diputaciones y la FAMP, sigue trabajando para lograr más adhesiones a este pacto, con el objetivo de involucrar a la mayoría de los municipios en esta iniciativa y contribuir así la consecución de los objetivos que se ha marcado el Gobierno andaluz en su lucha contra el cambio climático.

Estrategia Andaluza ante el Cambio Climático

Entre las acciones locales impulsadas por la Junta, se encuentra la implantación de la Agenda Local 21, que permite a los ayuntamientos disfrutar de una estructura local de participación ciudadana y de un plan de sostenibilidad para su municipio. Otro importante instrumento para luchar contra el cambio climático desde la óptica local es el Programa de Sostenibilidad Urbana "Ciudad 21", que ya cuenta con un total de 231 localidades andaluzas de más de 5.000 habitantes.

Esta iniciativa para mejorar el medio ambiente urbano beneficia ya al 85% de la población andaluza (6,7 millones de habitantes) y ha supuesto el desarrollo de 585 actuaciones con más de 36,5 millones de euros inversión. Los proyectos ejecutados están vinculados a las diferentes áreas del programa relacionadas con el ahorro y eficiencia energética, la gestión de los residuos urbanos, la mejora de la movilidad  o el papel de las zonas verdes como sumidero de gases de efecto invernadero.

Esta apuesta por la acción local forma parte del compromiso del Gobierno andaluz frente a este problema global, en el que fue pionero en la lucha al aprobar su Estrategia Andaluza ante el Cambio Climático en 2002, un instrumento que se ha ido concretando en los últimos años en diferentes programas de acción centrados en la mitigación, para reducir emisiones; en la adaptación, para prevenir impactos negativos y aprovechar oportunidades; y en la comunicación, con el fin de concienciar a la ciudadanía sobre este problema y hacer más efectiva todas estas actuaciones con su implicación.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de