El problema de la sequía se abordará entre los 27, después de que Portugal y España se hayan unido para reclamar medidas de apoyo. El objetivo es "alertar de nuevo a la Comisión Europea sobre la existencia del problema", ha explicado a la prensa en Bruselas Arias Cañete, que ha confiado en que el comisario de Agricultura, Dacian Ciolos, sea "sensible" a la situación.

El ministro español ha evitado cuantificar los pagos que se podrían adelantar ni ha aclarado calendarios, porque cree que aún es pronto y que hay que esperar a ver si se registran precipitaciones en las próximas semanas y evaluar los daños de la sequía por sectores y regiones.

"Queremos que la Comisión Europea empiece a trabajar en ver qué es posible avanzar", ha indicado el ministro español, quien ha apuntado que solicitará permiso para el "máximo adelanto" posible de las ayudas directas previstas para España.

Arias Cañete ha explicado que el problema más grave de sequía se está registrando en la cornisa cantábrica, en el valle del Duero, cuya situación es "muy complicada", y que los más afectados son cultivos de invierno como los cereales y los pastos para alimentación ganadera.

Las delegaciones española y lusa ya abrieron el debate el pasado viernes en una reunión de ministros de Medio Ambiente en Bruselas en donde se decidió trasladar la discusión a la cita de Agricultura, aunque desde el Ejecutivo comunitario apuntan que se tomará nota de las preocupaciones de los Estados miembros pero no habrá ninguna decisión.

En concreto, la ministra portuguesa de Medio Ambiente, Assunçao Cristas, pidió como medida de urgencia poder aumentar de 7.500 euros a "al menos 15.000 euros" las ayudas públicas nacionales a los afectados por la sequía sin tener que esperar la autorización de Bruselas.

Otros países tradicionalmente golpeados por la sequía, como Chipre, Grecia y Francia apoyaron a Portugal. También lo hizo el ministro español, quien aprovechó la intervención para reclamar una "respuesta europea" porque la situación es "grave".

Para España la sequía está planteando "problemas de liquidez" sobre todo en la ganadería, con gran dependencia de los pastos para alimentar a los animales, según han explicado fuentes diplomáticas. Por ello, sería importante "adelantar" en algunos meses el pago de las ayudas directas o "flexibilizar" la concesión otros subsidios europeos para la ganadería o enmarcados en el desarrollo rural.

Arias Cañete recalcó en la reunión de Medio Ambiente en Bruselas que no existen instrumentos europeos específicos para hacer frente a una sequía severa y apostó por "abrir la reflexión" sobre medidas a largo plazo y planteó que los próximos presupuestos que deben negociar los 27 para el periodo 2014-2020 prevean fondos concretos para ello.

España cuenta con un sistema de seguros que podría cubrir "buena parte" de las pérdidas de una sequía importante como la que afecta al campo en estos meses, pero es partidaria de examinar más herramientas en el plano europeo.

Por otra parte, los ministros dedicarán la mañana a continuar las discusiones sobre la reforma de la Política Agraria Común (PAC) que deben negociar con Bruselas y la Eurocámara en el próximo año y medio. Prestarán especial atención a la necesidad de "simplificar" su aplicación y control para no elevar la carga burocrática ni su coste para las administraciones y los agricultores en un contexto de crisis como el actual, han explicado fuentes europeas.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de