El presidente de honor de la Fundación Laboral Internacional para el Desarrollo Sostenible (Sustainlabor), Joaquín Nieto, aseguró hoy en Carmona (Sevilla), en el marco del curso de verano de la Universidad Pablo de Olavide (UPO) sobre “Comunicación, ciencia y medio ambiente”, que si España sigue incumpliendo el protocolo de Kyoto, como lo hace actualmente al estar 38 puntos por encima de las emisiones permitidas por dicho protocolo y con un consumo energético de 100 millones de toneladas al año, le va a suponer un coste económico de más de 10.000 millones de euros durante el período 2008-2012 y un consumo de 500 millones de toneladas.

Nieto afirmó que estos datos significan, por un lado, que es “más barato reducir las emisiones de gases que no hacer nada” y por otro lado, que “los gobiernos han sido durante estos años unos irresponsables medioambiental y económicamente hablando”. En este sentido, el experto señaló “que durante la etapa de Aznar no se hizo absolutamente nada y durante la legislatura de Zapatero se ha trabajado más en la elaboración de políticas medioambientales que en la aplicación de las mismas”.

Por otra parte, Joaquín Nieto destacó que el transporte por carretera en España ha aumentado sus emisiones en más de un 90 por ciento y esto se debe a las políticas de fomento del transporte rodado por carretera, que es el mayor emisor. Por el contrario, como señaló el experto, en el resto de Europa las mercancías se trasladan habitualmente por ferrocarril mientras que en España y en Andalucía menos del cuatro por ciento de los transportes se hacen por este medio de transporte.

Además, “las mercancías dan demasiadas vueltas al mundo y se transportan productos que se pueden producir en el mismo sitio, por lo hay que favorecer más las economías locales y disminuir el uso abusivo de personas y mercancías para abaratar costes y optimizar recursos energéticos”, expresó el experto.

Por otro lado, a juicio de Nieto, hay que seguir incentivando el uso de las bicicletas en todas las ciudades, ya que la gran mayoría de trayectos los hacen las personas cotidianamente para ir a su trabajo y, en este sentido, “Sevilla es un buen ejemplo de cómo se puede reducir el uso del coche y de las emisiones mediante el uso de la bici”.

Para el presidente de Sustainlabor, en el ámbito de las emisiones de gases hay soluciones y “de hecho los países centroeuropeos han conseguido frenarlas. Concretamente, Alemania si sigue su tendencia actual, al final del período 2008-20012 del protocolo de Kyoto habrá conseguido reducir sus emisiones el 21 por ciento, mientras que España las aumentará en un 53 por ciento. Es posible, por tanto, que las emisiones del español medio sean superiores a las del alemán medio y esto es un gran retroceso para nuestro país”.

Referente a las emisiones provocadas por las empresas, Joaquín Nieto aseguró que hay una parte del sector empresarial, el afectado por la Directiva Europea de Comercio de Emisiones “que ha hecho sus deberes mientras que el transporte, el sector de la construcción, las administraciones públicas y las empresas de servicios no lo han hecho”, concluyó Nieto.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de