Un grupo de investigadores de la Facultad de Ciencia y Tecnología de la UPV/EHU, liderados por el doctor Alejandro Cearreta, ha estudiado las consecuencias del cambio climático en la costa vasca, en la que han observado un ascenso del nivel marino de 1,9 milímetros anuales durante el siglo XX.

Los expertos señalan que, una vez encontradas “pruebas evidentes” del progresivo aumento en el nivel marino durante el último siglo, se hace necesario el establecimiento de medidas de adaptación que permitan afrontar el proceso en marcha y minimizar sus consecuencias.

Necesaria restauración de los ecosistemas

Los investigadores prevén un impacto sobre el litoral que afectará al Bilbao Metropolitano y las zonas de estuario de Vizcaya y Guipúzcoa, por lo que abogan por “la necesaria restauración de los ecosistemas”, entre otras medidas, para crear barreras naturales ante el avance marino.

Han señalado que, aunque la costa vasca es fundamentalmente acantilada con alturas sobre el nivel del mar que sobrepasan los 40 metros, la mayor parte de la población vasca vive alrededor de las zonas estuarinas que se encuentran topográficamente más bajas y que, por lo tanto, sufrirán las consecuencias del aumento paulatino del nivel del mar.

También, han destacado “la ventaja” de que se trata de ecosistemas dinámicos que evolucionarán naturalmente en base al aumento real del nivel marino futuro avanzando o retrocediendo en consecuencia, “al contrario de las estructuras de protección rígidas”.

Durante los últimos años, se han apreciado “algunos ejemplos notables” de regeneración de estos ecosistemas en la costa vasca que se considera “contribuirán muy positivamente” en este sentido. Entre ellos, destacan la regeneración de las dunas de Laida en la desembocadura del estuario de Urdaibai o la regeneración de la marisma de Txakurzulo en la Ría del Butrón.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de