La cumbre de la Alianza de los Pequeños Estados Insulares (AOSIS), que tendrá lugar el próximo 21 de septiembre en Nueva York, permitirá que los estados más expuestos a las consecuencias del calentamiento global, manifiesten su situación crítica. Se trata de un paso importante en las negociaciones sobre el clima y medio ambiente ya que hasta ahora han estado dominadas por los países más desarrollados y contaminantes.

La cumbre de esta alianza coincidirá con las sesiones preparatorias para la Cumbre de las Naciones Unidas sobre clima en Copenhague y la reunión del G20.

La alianza AOSIS

La alianza AOSIS  incluye 43 pequeñas islas que albergarían, según WWF, un total de 41 millones de habitantes.Para todas estas islas un aumento del nivel del mar podría ser catastrófico. La  inundación de zonas costeras, la desaparición bajo el mar de determinadas islas, la disminución de recursos de agua dulce, fuertes sequías, pérdida de los cultivos o el aumento de enfermedades, son algunos de los primeros efectos del cambio climático que ya están sufriendo estas islas.

Además la acidificación de los mares debido al aumento del dióxido de carbono está afectando a las reservas pesqueras que constituyen el  principal recurso alimentario de la mayoría de las comunidades.

WWF comparte la petición de la alianza AOSIS de solicitar una acción inmediata contra el cambio climático para garantizar la supervivencia de estos pequeños estados insulares.  Es por ello que WWF pide un compromiso global para mantener el aumento de la temperatura por debajo de los 1.5 grados centígrados, límite propuesto por estos pequeños estados.

Mar Asunción, Responsable del Programa de Cambio Climático de WWF España afirma que "es totalmente absurdo debatir sobre cambio climático sin prestar atención a las demandas de los países más afectados".



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de