La vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, presentó hoy las nuevas políticas del Ejecutivo para luchar contra el cambio climático, un tema que -dijo_"afecta a todos" y "no se puede abordar desde el Gobierno en solitario", ya que se trata de un asunto "complejo con múltiples perspectivas y facetas". Estas medidas incluyen un presupuesto de 2.500 millones de euros para mejorar la eficiencia energética de las viviendas y la plantación de 45 millones de árboles en el territorio nacional.

De la Vega presidió hoy la constitución de la Comisión Delegada para el Cambio Climático con la que el Ejecutivo tratará de reforzar la acción política en esa materia con acciones trasversales de los nueve ministerios implicados y un conjunto de medidas inmediatas en distintos sectores que se acometerán en los dos próximos años. Explicó que ésta es la última de las comisiones coincidiendo con el arranque de la legislatura, tras la instalación de las de inmigración, igualdad, cooperación internacional, política y cooperación científica y tecnológica.

Así, en comparecencia ante los medios de comunicación en el Palacio de la Moncloa, la vicepresidenta señaló que las políticas sobre cambio climático, la conservación de los recursos naturales y el desarrollo de las fuentes de energía renovables son "una de las grandes prioridades" del Ejecutivo ya que el "calentamiento global constituye una amenaza a la que no hay ninguna región región geográfica" que se libre en el mundo. Por tanto, añadió que se trata de "la lucha por el planeta, por el futuro, lo cual no se puede abordar "desde el Gobierno en solitario ya que es un "asunto complejo con múltiples perspectivas y facetas".

La solución es cosa de todos

En ese sentido, De la Vega hizo un llamamiento al compromiso nacional e internacional y pidió la colaboración de las comunidades autónomas, de los ayuntamientos, de las empresas, en definitiva, "de los todos ciudadanos" porque todos forman parte de la solución.

Además, destacó que uno de los objetivos del Ejecutivo es cumplir con el Protocolo de Kioto para lo que es necesario reducir las emisiones de gases contaminantes a la atmósfera, reforzando medias en los sectores con más potencial de reducción de emisiones.

Asimismo, la vicepresidenta primera explicó que la Comisión Delegada para el Cambio Climático, ha diseñado seis líneas estratégicas que incluyen "medidas urgentes" y actuaciones de todos los Ministerios. Estas son movilidad; edificación y la sostenibilidad energética; gestión y prevención de residuos y estiércoles; la política forestal y los sumideros, y ejes importantes en innovación y desarrollo tecnológico.

Reducción de emisiones

Según datos del Gobierno, el 25 por ciento de las emisiones de CO2 en España en 2006 fueron producto de la movilidad, por lo que la vicepresidenta anunció que se adoptarán medidas en el sector transporte mediante la renovación de flotas de vehículos, incentivos, el desarrollo de una red ferroviaria "de altas prestaciones" e itinerarios ferroviarios preferentes para mercancías, dentro de la estrategia de movilidad sostenible.

Sobre la línea de edificación sostenible, De la Vega precisó que las exigencias energéticas introducidas en el Código Técnico de la Edificación supondrán un ahorro energético asociado de un 30 y un 40 por ciento y una reducción de emisiones de CO2 por consumo de energía de un 40 a un 55 por ciento en cada edificio nuevo o rehabilitado de modo integral. Anunció que "en línea con el esfuerzo iniciado" se destinarán 2.500 millones de euros mediante líneas del Instituto de Crédito Oficial (ICO) para la rehabilitación de viviendas e instalaciones turísticas con el fin de reducir las emisiones y el consumo energético.

En materia de política forestal, indicó que se plantarán 45 millones de árboles, a partir del primer trimestre de 2009, en los terrenos más adecuados y con las especies autóctonas correspondientes. Así la vicepresidenta primera dijo que en la próxima reunión de la Comisión Delegada para el Cambio Climático se conocerá un mapa de reforestacion.

Por otra parte se reforzará el Plan Nacional Integrado de Residuos y se pondrá en marcha una estrategia para la reducción de vertidos de residuos biodegradables y se apoyará la recogida selectiva y el reciclaje. En materia de sostenibilidad energética se elaborará una Ley de Ahorro y Eficiencia Energética de Energías Renovables, que incluirá medidas como limitar de forma sistematizada el mal uso de la energía en distintos sectores de actividad, incluido el transporte, así como el impulso del uso racional y eficiente. Además se promoverá la generación limpia, sobre todo con energías renovables.

España, lider mundial de renovables

Por último, en la línea estratégica de la Innovación tecnológica, De la Vega anunció la creación de un Centro Tecnológico en Energías Renovables con el objetivo de ser un "centro de referencia a escala mundial" y otros dos centros especializados en cambio climático y agua.

La vicepresidenta concluyó que España se situará entre los países líderes en materia de lucha contra el cambio climático, por lo que renovó el compromiso del Gobierno de reducir en un 20 por ciento las emisiones a la atmósfera en 2020, en cumplimiento del Protocolo de Kioto.

La Comisión Delegada para el Cambio Climático está formada por los ministros de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Fomento, de Educación, Política Social y Deporte, de Industria, Turismo y Comercio, de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino, de Vivienda y de Ciencia e Innovación, y las dos Vicepresidencias de Gobierno. También forman parte de la misma los secretarios de Estado para la Unión Europea, de Defensa, de Economía, de Hacienda y Presupuestos, de Seguridad, de Planificación y Relaciones Institucionales, de Cooperación Territorial, de Cambio Climático y de Investigación. La Secretaria de Estado de Cambio Climático ejercerá las funciones de Secretario de la Comisión Delegada del Gobierno para el Cambio Climático.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de