La sesión suspendida pretendía buscar fórmulas para intentar forjar un nuevo pacto climático y limitar el calentamiento global que según los expertos traerá olas de calor, inundaciones y un aumento del nivel del mar.

Las naciones del continente africano protestaron por lo que consideran un intento de acabar con el actual Protocolo de Kioto para reducir los gases de efecto invernadero.

Y el responsable argelino aseguró que los países desarrollados están intentando hundir por completo las conversaciones.

Yvo de Boer, responsable del Secretariado del Cambio Climático de la ONU, afirmó que "la gran mayoría de los países aquí presentes quieren ver la continuación del Protocolo de Kioto". Aunque no hay que olvidar que Estados Unidos, el segundo emisor de gases de efecto invernadero después de China, está fuera de Kioto.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de